PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

La Hacienda de Montoro

LA Hacienda vuelve a estar en manos de Cristóbal Montoro. Y de propina, gestionar el magma de las administraciones públicas. Ante ustedes, el ministro de los contribuyentes y de los funcionarios. El de los recortes. Sin la euforia especulativa que demandaba fajos de billetes de 500 euros para blanquear dinero. Y sin la ola de creación de empleo público mediante agencias estatales o autonómicas, en una espiral infinita de más políticos al frente de más y más despachos y oficinas.

Montoro ahora es diputado por Sevilla. Eso también vale en el lote. Aunque se le analizará sobre todo en su faceta de recortador del gasto público, yo quiero, como ciudadano de su circunscripción, y como contribuyente neto a Hacienda, hacer hincapié en que la otra faceta donde le exigiremos rendimiento es aún más importante: aumentar los ingresos públicos. En el huevo y la gallina del poder, lo primero siempre ha sido ingresar. Y sus técnicos de Hacienda le pueden recordar que en Sevilla y provincia se evaden cada año unos 1.200 millones de euros en impuestos que no se pagan porque se trata de economía sumergida que deja poco rastro. Con esa inmensa cantidad de dinero inexistente, se pagaba entera la construcción de una línea de Metro. Y otro año, la ejecución de la SE-40. Y otro, la regeneración ambiental de ríos, marismas, dehesas y serranías. Y así sucesivamente.

Hay dinero en Sevilla. Tanto que no hace falta un rescate a la alemana. Busque y encuéntrelo. Ponga firme a los defraudadores, que se amparan en el culto a la tradición de la picaresca. Comprendo que le será incómodo porque se le acercará menos gente a darle abrazos. Y temerá perder votos. Piense a cambio cuántos puede ganar entre los fieles al Hacienda somos todos. Entre los que no se conforman con la respuesta oficial del No hay dinero como excusa de las administraciones públicas para eliminar inversiones y asistencias sociales. Sí hay dinero. Y no hace falta subir los impuestos. Basta con que por fin paguen todos los que se escaquean.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios