Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Inglaterra y España perpetraron la descompensación

PARECE una broma, pero se trata de una realidad que deja a la Eurocopa en una situación sorprendente y claramente desigual. En un lado, ocho equipos de los que cinco son poseedores de muchos kilos de plata continental y universal. Alemania, Italia, España, Inglaterra y Francia atesoran una barbaridad de plata, mientras que en la otra parte del cuadro, el lado oscuro según certera definición, no hay un solo gramo del precioso metal.

Una gran parte de culpa de este despropósito corre a cargo de España, pero es que también ha sido clave la aportación de Inglaterra al dejarse arrebatar el primer puesto de grupo por la emergente Gales de Gareth Bale. El voleón de España ante Croacia ha contribuido sin duda a este descalzaperros. La Eurocopa queda totalmente descompensada por errores puntuales de selecciones que, con sus devaneos, han propiciado que el cuadro se descompense tan brutalmente.

Y así a bote pronto, veo a Portugal como el que quizá sea el mayor beneficiado de esa sarta de errores a la que ella no fue ajena. Sin hacer grandes cosas, ni siquiera mínimas cosas, Portugal pasa del fracaso de una tercera plaza a postularse como aspirante sólido a ser finalista. El gol de Islandia en el descuento le privó del cáliz de ser cola de león a mostrar con alborozo su estatus de cabeza de ratón. Y es que si Dios escribe derecho con renglones torcidos, en esta ocasión...

A partir de mañana, una Eurocopa insólita, desigual, descompensada, pero por la culpabilidad única de selecciones como España e Inglaterra que no hicieron los deberes como se esperaba. De momento, el lunes se celebrará una final anticipada, un Italia-España que estaba en muchas quinielas, que para eso fue la final de la última Eurocopa, aquella que en Kiev confirmó la supremacía del tiquitaca. Pero como lo insólito lleva aparejado el interés, bienvenido sea.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios