Ethical Corporation ha proclamado las 15 personas que, a su juicio, más han hecho por fomentar los "negocios responsables" durante 2007. Esta acreditada publicación en temas de Responsabilidad Social Empresarial ha seleccionado a estas personas, 9 hombres y 6 mujeres, entre líderes del mundo de los negocios, la política y la sociedad civil.

Repasando el motivo por el cual ha sido designado cada uno, se observa que la mayoría lo son por su defensa del Medio Ambiente (8); otros lo son: por la defensa de los derechos humanos (1), por combatir el trabajo infantil (1), por la protección del consumidor (1), por afirmar que sin ética y sostenibilidad la empresa no tienen futuro, por promover los principios de RSE (2) y por introducir cambios internos en la empresa por motivos éticos (1).

Cabe preguntarse si una selección similar pudiera hacerse entre líderes españoles. Probablemente costaría algún trabajo. Quizás por ello no hay ninguna persona española entre los quince de Ethical. Por otro lado, los motivos que harían merecedores a los hipotéticos laureados es casi seguro que no serían mayoritariamente medioambientales. Tal vez se incardinarían más entre los propulsores de la RSE que entre los practicantes de la misma: hay más predicadores que ejecutantes. Y con toda probabilidad lo serían por la mejora de las condiciones laborales.

Porque en España, singularmente, la RSE se ha incardinado en el ámbito laboral. Es competencia del Ministerio de Trabajo o de la Consejería de Empleo en Andalucía. Y se incluye en los Acuerdos de Concertación. Todo esfuerzo por la RSE es bueno, pero una ubicación no del todo correcta hace que, en su nombre, se preste más atención, protección, a unos stake-holders (partes interesadas) que a otros. Es comúnmente admitido que los stake-holders abarcan: accionistas, directivos, empleados, proveedores, consumidores o clientes, entorno local y medio ambiente o entorno global. ¿No debería ser una competencia, si lo es, transversal de los poderes públicos?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios