PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Malí en favor del 'prime time'

DESDE estas líneas hemos elogiado sin reservas la labor que Frédéric Kanoute impulsa con tesón en Malí para mantener y educar a centenares de niños, rescatándolos de la miseria y encauzándolos hacia la prosperidad. Millones de personas de varios países van a tener hoy una primera referencia del fecundo compromiso del delantero sevillista con los más desvalidos de un país pobre de solemnidad. Estoy convencido de que el superávit del evento será invertido en Malí en pro de la máxima rentabilidad social posible. Ojalá la cita futbolera estimule la cooperación al desarrollo de Malí con proyectos auspiciados desde Andalucía. Pero durante la mayor parte de las dos horas de retransmisión, en horario de máxima audiencia y por el canal principal de Televisión Española, la cosa va a ir de fútbol y sus estrellas. Y desde el catecismo de Boskov sabemos que fútbol es fútbol.

Quede claro que, si me dan a elegir, prefiero que exista una iniciativa de entretenimiento como ésta a la alternativa de no hacer nada. Y abogo por un llenazo en el Sánchez Pizjuán en lugar de ver las gradas medio vacías. Pero es lícito preguntarse si es el prime time el que se pone al servicio de Malí o es la solidaridad con Malí la que se pone al servicio del prime time televisivo, sus niveles de audiencia y el pugilato por la publicidad. Y fútbol es fútbol en el ranking de telespectadores.

Para ser coherentes y aplicar la máxima de que otro mundo es posible, el apoyo mediático a Kanouta y su formidable Ciudad de los Niños podría tomar derroteros más directos. Si el objetivo es concienciar a la opinión pública sobre lo bueno y malo que sucede en Malí, qué distinto sería todo si TVE emitiera hoy, en el mismo y principal horario, un programa especial de dos horas grabado en las calles de Bamako, con la presencia in situ de Kanoute y otras figuras del balón. Con imágenes y testimonios de las abnegadas personas que dan alimentos, atención sanitaria, educación, deporte y, sobre todo, cariño y futuro, a esos niños salvados del abandono paterno. El Gobierno andaluz, que se ha adherido al partido benéfico, tiene mano en Canal Sur para sugerir un especial Andalucía con Malí de dos horas elaborado por Los Reporteros, más un coloquio de Mejor lo hablamos con ONG andaluzas.

España es ahora el segundo país del mundo con más adopciones de niños nacidos en otros países, lisa y llanamente porque un estremecedor reportaje en Documentos TV sobre un espantoso orfanato de niñas en China generó en decenas de miles de personas el deseo de darles una vida digna a criaturas como las filmadas. España es el primer país del mundo en donaciones de órganos gracias a multitud de buenos reportajes televisivos sobre receptores de órganos que le dan gracias a la vida y pacientes que están en lista de espera.

Como decía Edward R. Murrow, buenas noches y buena suerte.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios