PASA LA VIDA

Pregúnteles por los deberes

EN justa reciprocidad con la reducción salarial a los empleados públicos, y con el sobresfuerzo que hacen los protagonistas de la actividad económica para que su empresa o su puesto de trabajo sigan a flote, los paisanos del establishment político tenían la obligación moral de achicarle espacios a sus vacaciones de agosto y dedicarle al menos diez días a aprendizajes temáticos. Son muchos los que carecen de buena formación, lo que se evidencia cada dos por tres en su mediocridad intelectual y su catálogo de frases hechas, de pretextos manidos. Llega el momento de preguntarle por los deberes y la puesta al día para dejar de huir de los problemas.

Productividad y competitividad. ¡Cuántas veces pronuncian esas palabras, vacías de contenido! ¿Han estudiado cómo pueden mejorar su propia agenda diaria para hacerla más eficaz? ¿Han aprendido al fin qué innovaciones aplicar a la gestión de las organizaciones? La mejor reforma de la economía comienza por su departamento. ¿Sabe ya por qué son más productivos en Alemania?

Sostenibilidad. Bla, bla, bla con el que se adoba cualquier discurso, aunque se hable del sexo de los ángeles. Piénselo en la operación retorno: el modelo mayoritario de las vacaciones es el pico más alto de consumo de carburantes. Para sobrellevar el día en los caóticos asentamientos costeros, todo está en función del coche particular.

Fiscalidad. Seguro que en horas fuera del chiringuito o de la tumbona ha descubierto en los manuales cómo hacer tributar a los empresarios y profesionales de la economía sumergida. Y si se confiesa incapaz de ser justo con los paganos, admita que al menos ha hecho un curso on line sobre cómo adelgazar el gasto y las plantillas en los organismos públicos. Si tampoco se ve ducho en eso, opte por un curso de liderazgo para defender la subida de impuestos. En caso de no ser convincente, sea honesto consigo mismo y con los demás: deje la poltrona y búsquese la vida en la que no nos gobierne el porvenir.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios