La ventana

Luis Carlos Peris

Resaca de un homenaje hondo, muy hondo

LLEGÓ diciembre a raquetazo limpio, con la final de la Davis bajo el brazo y con el emocionante sepelio por un torero que fue emblema de esta tierra tan de la cosa. Todo sucedía al poco de que una gran parte de la sociedad civil reconociera al juez Serrano para escudarle de la ignominia. Hasta la Iglesia, últimamente tan pusilánime con los que la zahieren y hostigan, quiso estar al lado del homenajeado y no con un cualquiera sino con una figura de su escalafón. Y en el corazón de una infinidad de opiniones no puedo más que subrayar lo que dijo el obispo auxiliar. Dijo don Santiago Gómez Sierra que en los tiempos que corren resulta más fácil disolver un contrato matrimonial que uno de telefonía móvil. Gráfica definición y oportuna en el contexto de lo que se celebraba. Y junto a esa presencia de la Iglesia, la cruz de la moneda con la ausencia de una representación de la hermandad del pajecito objeto del litigio. Cosas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios