El parqué

Pablo Cumella

Respira

EL Íbex se anotó ayer una subida del 2,13% que le permitió alcanzar los 10.476 puntos gracias al impulso de los grandes valores de la banca, sobre todo el Santander (+4,02%) y BBVA (+3,15%). Por su parte, la prima de riesgo de España se estableció en 238 puntos respecto al bono alemán.

El selectivo madrileño selló así su mejor cierre desde el pasado 21 de marzo, cuando sumó un avance del 2,38% y llegó a rozar la cota psicológica de los 10.500 puntos en un momento de la negociación.

En una jornada en la que todos los valores protagonizaron subidas, excepto Ebro Foods (-1,82%) e IAG (-1,14%), los dos grandes damnificados, los que salieron más reforzados, aparte de los dos grandes bancos, fueron Sacyr Vallehermoso (+4,41%), Repsol (+3,72%) y Abengoa (+3,49%).

El resto de principales plazas del viejo continente también se contagiaron de la senda alcista de la jornada, con subidas del 1,78% en Fráncfort, del 1,5% en París y del 0,77% en Londres.

Según el analista Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG Markets, el factor que desencadenó la jornada positiva de ayer en las bolsas europeas fue la noticia publicada por The Wall Street Journal, que adelantó una mayor predisposición alemana a la concesión de un nuevo paquete de ayudas para la maltrecha Grecia. "Esta primicia, que no ha sido confirmada, merece una calificación objetiva de moderadamente positiva, vista la ambigüedad y poca concreción de la misma", subrayó Pingarrón.

En el mercado de divisas, el euro se mantuvo fuerte respecto al dólar y al término de la sesión en Europa el cambio entre las dos monedas quedó establecido en 1,4371 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios