PASA LA VIDA

Juan Luis / Pavón

Sigamos quitándole balas a la ruleta rusa del tráfico

LA España del 2011 ha sido capaz de seguir reduciendo la cifra de muertes en accidentes de tráfico, hasta el punto de situarla a niveles de hace medio siglo. Bajamos de los 3.000 muertos. Y de los 2.000 muertos. Y ahora de los 1.500 muertos. Aún son muchas las 1.479 víctimas mortales del año recién concluido, 250 menos que en 2010. El maridaje de la acción punitiva y de la mayor concienciación está surtiendo efecto. Todos debemos contribuir a relanzar la campaña nacional contra la siniestralidad vial. Y marcarnos el objetivo de situar la estadística por debajo de mil muertos. También será una cifra insoportable. Pero es una gran noticia reivindicar que cada vez son menos los ciudadanos, ya sean conductores o acompañantes, que no entran en la ruleta rusa del tráfico que se ha llevado por delante a tanta gente inocente y casual.

En la provincia de Sevilla, toca poner los cinco sentidos para salvar vidas y evitar un verano tan nefasto como el último, en el que, con 30 fallecidos, se situó a la cabeza de España en muertes sobre el asfalto. Parece mentira que, aún hoy en día, el 25% de las muertes son debidas a una imprudencia tan absurda como no llevar puesto el cinturón de seguridad. En Los Molares, donde aún lloran la muerte, el pasado mes de agosto, de dos vecinos de 77 y 75 años , que iban camino de Utrera en ambulancia para una cita médica, y no llevaban puesto el cinturón de seguridad en un vehículo sanitario, todos saben que la luctuosa factura del año 2010 debió ser como mucho de 1.477 muertos y no de 1.479.Que esa leve variación estadística era un matrimonio rodeado de familiares y ahora es un vacío inolvidable.

Algún día, la sofisticación mediática convertirá en noticia las situaciones en las que se evitaron percances gracias a respetar las normas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios