Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

El adiós de Sampaoli copa el fin de curso

El fútbol según Sevilla le dice adiós a una Liga que se llegó a soñar en una de sus dos aceras

Se arría el telón y la Liga se acaba hoy para el fútbol según Sevilla. Demasiado pronto el fin a causa de esa caprichosa medida de que la final de Champions cierre la temporada en Europa. Un acuerdo entre Federaciones que propicia, por ejemplo, que un partido de la trascendencia del Celta-Madrid se haya disputado en una fecha que hasta pudo desvirtuar la competición y que provoca un calendario comprimido y plagado de miércoles.

Demasiado pronto acaba el fútbol en un año en que no hay Mundial ni Eurocopa, pero la final de Champions es la joya de una corona de reyezuelos que gobiernan bananeramente. Y en el adiós del fútbol nuestro, un partido lleno de aristas parafutbolísticas con el entrenador del Sevilla en el ojo del huracán. No parece que la despedida de Sampaoli de Nervión vaya a ser cordial, pues tampoco él ha puesto de su parte los argumentos indispensables para un adiós cariñoso.

En su comparecencia pública de ayer quedó bien claro que no le podía decir no a su país. Loable decisión si no fuera porque siempre sienta mal que sea el técnico quien tome la decisión y no el club de dar por finalizada la relación. Creo que Sampaoli, de no haber mediado ofertas exógenas, podría haber cerrado un gran ciclo con el Sevilla. De hecho, cuando mejor pintaba todo, Castro desvelaba que los proyectos del argentino para el Sevilla le alegraban las pajarillas.

Y mientras Sevilla le dice adiós a Sampaoli, el Betis cierra el curso en un triste duelo. Un duelo se anuncia esta tarde en Gijón tras la consumación del fracaso sportinguista. Quizás le reprochen al Betis lo poco que hizo en Leganés por la supervivencia astur, pero tampoco puede el Sporting estar toda la vida a expensas de los favores béticos. En fin, que hoy se baja el telón de una Liga que llegó a acariciarse en una de las aceras sevillanas cuando con Sampaoli se vivía idílicamente.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios