Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Los alegatos béticos, motivos de sorpresa

POR una vez y sin que, a lo mejor, sirva de precedente, el ínclito Comité de Competición ha rearbitrado un partido de fútbol. Toda la vida en la cosa de sostenella y no enmendalla, repitiéndose en el mensaje de que el posible error de apreciación arbitral no es revocable y sólo corrigiendo cuestiones sin trascendencia, hete aquí que susodicho sanedrín ha llegado a la conclusión de que el Betis debió ganarle el domingo a la entusiasta Ponferradina.

O sea que ahora, el bético se cabrea por segunda vez por lo mismo. Primero se lo llevaban los demonios con el penalti señalado en el tiempo de prolongación y ahora volverá a tirarse de los pelos en la comprobación de que el comité disciplinario exime de castigo al infractor... porque no hubo infracción. Debe haber influido decisivamente el alegato del jurista que entiende de este asunto de los recursos, pues lo cierto es que no tengo tan claro que lo de Bruno no fuese penalti.

Y como ya da lo mismo que fuese o no penalti porque el resultado es inmutable conviene hacer distinción de cómo en el Betis casi todo se hace mejor que antes. Sólo falta que el equipo enderece su andadura y prodigue puñetazos en la mesa como el que dio en la segunda parte de Gijón para que haya consenso positivo sobre cómo funciona este Betis. Y como mascarón de proa en esta línea de efectividad indudable, el papel que está ejerciendo un profesional del Derecho.

Se llama José Ruiz Maguillo, es coriano y descendiente directo de aquel Manuel Ruiz que sacó al Real Betis Balompié de los abismos más negros. Los aciertos de este letrado sorprenden, sobre todo, por la poca costumbre que había de que al Betis le eximiesen de alguna sanción. Ahora también se extrañarán en Madrid que del Villamarín lleguen tantas argumentaciones fundamentadas y ajustadas a Derecho, esa rara avis de cuando las cosas fueron como nunca debieron ser.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios