la ciudad y los días

Carlos Colón

¡Qué bestia!

EL momento apocalíptico es éste: "Yo no puedo hacer un informe que no es cierto. Yo te… tú me encargas un informe. Yo te lo hago y te pongo la verdad. Y tú decides si merece la pena o no", le dice el director a la presidenta. "Bueno, entonces no me vales como trabajador de Invercaria", le contesta ésta. Y remata poco después con la frase famosa: "Si me comprometiera con la ética no estaría trabajando con esta organización". Añadiendo al rato el también famoso: "¡Que ya lo saben!... Que yo sé dónde estoy, y tú ahora mismo no estás, con esta actitud, no estás sabiendo dónde estás… Te lo he dicho lo primero, antes de que empezásemos esta reunión… Mis mayores, que son los miembros del Consejo de Administración, ¿vale?, saben perfectamente qué es lo que hay aquí. Qué informes no hay. Qué informes faltan…".

Como ya saben, se trata de la grabación de una conversación entre el ex director de Promoción de Invercaria y la ex presidenta de esta entidad, empresa pública de la Junta de Andalucía vinculada a la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), destinada a la promoción, constitución y participación en fondos de capital riesgo y a facilitar a las empresas el acceso a crédito bancario.

Hace un mes se hizo público que la Cámara de Cuentas denunció preocupantes anomalías en el funcionamiento de Invercaria, entre ellas el incumplimiento de las normativas sobre contrataciones y subvenciones, concesión discrecional de préstamos, pagos irregulares a su personal directivo o uso injustificado de una tarjeta de crédito por su presidenta. Hace unos días ésta dimitió. "Si me comprometiera con la ética no estaría trabajando con esta organización". ¡Qué bestia! La respuesta del PSOE ha sido decir que la grabación está manipulada e ironizar sobre una supuesta conspiración judeo-masónica en versión PP y siglo XXI, es decir, formada por la crisis, Arenas y la juez Alaya. Porque leo con asombro que cuando en el Foro Joly le preguntaron a Griñán quién creía que podía hacerle más daño en la campaña electoral, si la crisis, Javier Arenas o la magistrada Mercedes Alaya, respondió: "Espero que no sea una conjunción de elementos y de estrellas coordinados". Anotaba quien redactaba la crónica que lo hizo "sonriendo y arropado por los aplausos de los dirigentes de su partido que asistían al acto".

Pues que sigan ironizando, sonriendo, aplaudiendo y haciendo oídos sordos a los graves escándalos que les persiguen ladrando desde hace demasiado tiempo. Peor para ellos. Porque quienes les persiguen y les ladran no son los populares, ni la derechona, ni los medios de comunicación, ni los jueces, sino sus propios actos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios