Pilar / Cernuda

Un caso difícil de arreglar

EL PP dice que deja una puerta abierta a la continuidad y se enroca en la palabra "suspensión" para definir la situación y UPN habla de una "ruptura unilateral". Las cosas no parecen fáciles de arreglar. Es la primera vez que Rajoy y Sanz no desfacen los entuertos de 17 años de relación. Es la primera vez que discrepan, que interpretan de distinta manera su pacto, que pronuncian frases que pueden herir de tal manera que hagan la situación inviable. Quizás algunos miembros del PP y de UPN hayan enredado todo lo que han podido para llegar a esta situación, pero siempre estaban ahí Aznar y Sanz, Rajoy y Sanz, para poner orden.

Es de esas situaciones en que hablas con uno y lo encuentras cargado de razón y hablas con otro y concluyes lo mismo. Sanz defiende Navarra de un posible acuerdo entre PSN y Na-Bai. Rajoy no quiere parecer un líder de la oposición que no consigue que dos diputados de su grupo voten una de sus enmiendas estrella. La situación de Sanz se entiende mejor; a Rajoy parece importarle más imponer su criterio de jefe de la oposición que pensar en las consecuencias de romper un acuerdo muy provechoso.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios