la noria

Carlos / Mármol

La conversión pasajera

ZOIDO decidió ayer acompañar a su edil interestelar, Maximiliano Vílchez, en la rueda de prensa con la que el gobierno local, cuando le conviene, acostumbra a vender los asuntos urbanísticos. Como la cosecha de estos últimos siete meses ha sido discreta, la carestía se disimuló con la puesta en escena. Notable. Cuadros nobles, con cierta herencia de la escuela tenebrista. Sala Capitular. El alcalde se atribuyó a sí mismo "el desbloqueo" de una iniciativa empresarial privada -la Ciudad de la Imagen- que "va a crear 700 empleos". Después agregó: "No entendemos cómo una inversión de este tipo ha estado parada durante años [sic] sin que nadie resolviera la cuestión. Hay que seguir poniendo en valor el suelo de la ciudad", sentenció.

La noticia, obviamente, es excelente. Sobre eso hay poco que decir. Más singular es que el alcalde imite a su antecesor cuando solía ponerse en la solapa las medallas ajenas de las empresas que invierten en Sevilla. Aunque lo más extraño es que su argumento mayor -el desbloqueo- no sea tal. Sabemos que está en campaña electoral, que la reforma laboral que ha aprobado su partido no va a contribuir a que mucha gente le sonría, pero ciertos golpes de efecto tienen sus límites. No es raro que ayer no se diera a los periodistas -taquígrafos, como nos llama el gobierno local- más papel que las magnitudes urbanísticas de los terrenos, incomprensibles para los profanos. Si hubiera dejado leer el acuerdo del consejo de Gerencia se hubiera descubierto que Zoido hablaba de un "desbloqueo" que jamás existió. Si alguien retrasó el trámite final de este proyecto ha sido el propio Consistorio. El planeamiento del Higuerón Sur lo dejó resuelto el anterior gobierno local a falta de que el Consistorio asumiera la titularidad de una carretera hecha por la Junta. Aún está pendiente, aunque eso ayer no impidió que el alcalde culpara a los demás. En todo caso, seamos positivos: Zoido ha descubierto, por fin, que el futuro de Sevilla no consiste en cambiar el PGOU, sino en gestionar las operaciones legales que encajan con su modelo. Bienvenido a la evidencia. Aunque -sospecho- la suya será una conversión pasajera. Al tiempo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios