La ventana

Luis Carlos Peris

Contra el enchufismo, profesionalidad

DEBERÍA discurrir la vida con más normalidad y, por supuesto, con menos sectarismo y con menos peroles con inequívoca apariencia de peroles a los que arrimarse. No es serio que una hecatombe en las urnas conlleve un terremoto laboral por el que caen los amigos de los caídos para ser relevados, supongo, por los amigos de los recién llegados. Todo debería ser más normal, menos traumático, si no fuese porque el sectarismo es una lacra fuertemente instaurada en nuestro modelo de vida. La reciente derrota en las urnas de ciertas facciones políticas está desencadenando una tremenda sucesión de ceses que tendrá que dar lugar a un número similar de nombramientos. En una sociedad más justa primaría la profesionalidad sobre la fidelidad, la competencia sobre el amiguismo y sobraría la práctica del enchufismo, esa práctica que tanto arraigó desde lo que se dio en llamar el régimen anterior.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios