cuchillo sin filo

Francisco Correal

El enfermo identitario

EN el verano de 1978, mientras uno hacía algo por la Patria en un secarral próximo a la bellísima Cáceres, dos chicarronas del norte llegaban a hacer prácticas a El Correo de Andalucía. Mari Luz Ezquerro venía de Logroño y actualmente trabaja en la delegación de Radio Nacional de España en La Rioja. Susana G. Beldiarrain era donostiarra y le perdí la pista. Pepe Guzmán las llamaba genéricamente "las vascas" porque iban siempre juntas.

Me vino de pronto esa pretérita armonía septentrional por la marimorena intracomunitaria que se formó entre los gobiernos autonómicos del País Vasco y La Rioja a cuenta de la política sanitaria. El ejecutivo que preside Pedro Sanz (PP) se había negado a prestar asistencia sanitaria a los doce mil habitantes de los catorce municipios de la Rioja alavesa, circunstancia que había soliviantado a los alcaldes de la zona. Finalmente, los consejeros de Salud de los dos gobiernos, el riojano José Ignacio Nieto y el vasco Rafael Bengoa, han suscrito un acuerdo transitorio en virtud del cual los pacientes de la Rioja alavesa podrán recibir asistencia sanitaria en La Rioja y en justa reciprocidad los de La Rioja podrán acceder a una serie de especialidades que presta el Servicio Vasco de Salud.

Todos han celebrado que haya vuelto la cordura y los pacientes puedan acudir al hospital más próximo (en el caso de la Rioja alavesa) o a los mejores especialistas (en el de los riojanos que buscan los mejores profesionales). Lo alucinante, digno de un guión de Rafael Azcona, natural de Logroño, es que dos políticos tengan que acordar en un papel algo que no debería ser objeto de discusión: que la sanidad es un concepto universal. Identitarios en la salud y, lo que nos faltaba, en la enfermedad, pues se supone que existen pandemias vernáculas, azotes autóctonos y microorganismos pegados al terruño.

Dios quiera que no llege a Bruselas y Fráncfort, donde se diseña un plan para contener la invasión de los nuevos bárbaros -los espectros de la crisis-, este minimalismo de parroquia y concejal. Como las tonterías nunca vienen solas, el consejero de Salud del Gobierno vasco ha solicitado, para que no se repitan casos similares, "un nuevo marco nacional para la atención de pacientes limítrofes". Uno creía que la enfermedad limitaba a un lado con la salud, al otro con la muerte, pero no, linda con un mojón de carretera donde pone provincia de... o comunidad autónoma de...

El senador del PNV Iñaki Anasagasti ha expresado su más enérgica protesta por la humillación que ha supuesto para los vascos que su consejero haya firmado el acuerdo en Logroño y no "en un punto intermedio". Si Caro Baroja levantara la cabeza. ¿Aspirinas de Euskadi o de La Rioja?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios