Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

De fiesta en fiesta

ESTA noche, como todos los años, asistiré a la cena que la Fundación Lara organiza en Sevilla para desvelar el ganador de los premios Fernando Lara de Novela, bautizados así en honor de uno de los hijos del mítico fundador de la editorial Planeta, José Manuel Lara. Al término del acto, sobre la medianoche, muchos amigos me esperan en el sarao que los responsables del Buddha Bar organizan para inaugurar su terraza de verano. "¡Menuda vidorra!", dirán ustedes. Yo, que no soy nadie para derrumbar el mito de la dolce vita, sólo pienso en lo que ayer mismo me decía Virgina Troconis, mujer de El Cordobés: "Preferimos la tranquilidad de nuestra casa, alejados de fiestas y eventos públicos".

Coincidí con la venezolana, madre de dos hijos, Manuel y Triana, de cuatro años y seis meses, para el amadrinamiento que hizo de un establecimiento de la firma Hyundai y, durante un ratito, conversamos acerca de su feliz momento actual, dedicada en cuerpo y alma al cuidado de sus niños. "Soy una madre protectora y exigente. Debe ser así porque es en la infancia cuando se establecen las bases de lo que serás en un futuro". Así que ella es quien riñe y, Manuel, quien más consiente.

Instalada en España desde hace siete años, me confesaba Virginia que, lo que más echa de menos de su país, es su familia pero que, en el resto de aspectos, se encuentra plenamente integrada. "¿No inculcas en casa alguna costumbre de tu tierra?", le pregunté. "La bendición", contestó de inmediato. "Me encanta que mis niños me la pidan, por lo menos, antes de acostarse". Una costumbre llena de ternura que nos da una idea de por qué al clan del diestro le gusta tanto disfrutar del hogar. "La normalidad. Eso es lo que le he dado a Manuel para haber sentado la cabeza", concluyó "la" Troconis para marcharse después a cumplir con sus compromisos contractuales.

Hoy, vuelta a la rutina. Entrenamientos por la mañana en el gimnasio con su marido y, por la tarde, dura "batalla" infantil a la que no le importaría, en un futuro, incorporar un nuevo "soldado". Palos a gusto…

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios