Editorial

El informe PISA de Zoido

E L reciente informe PISA que elabora la OCDE (Organización de Cooperación y Desarrollo Económico) y que ha supuesto un auténtico terremoto para nuestro sistema educativo (suspendido en todas las materias evaluadas) llega a la conclusión de que nuestros estudiantes ni siquiera entienden lo que leen. Hay otro informe igual de preocupante en nuestro entorno, el que ha elaborado el PP sobre la situación de las bibliotecas en nuestra ciudad, porque llega a la conclusión de que gran parte de los sevillanos ni siquiera tendrían la oportunidad de leer si ello dependiera de la infraestructura cultural existente. El estudio del PP es, sencillamente, demoledor. Sevilla incumple las disposiciones del Reglamento andaluz de Bibliotecas (1999) y el Plan Director bibliotecario (2004), que fijan como objetivo mínimo la existencia de un centro de lectura por cada 20.000 habitantes. Conforme a esa ratio, nuestra ciudad debería contar con 37 bibliotecas; en realidad sólo tiene 12 y ninguna de ellas cumple la función de centro principal que tradicionalmente ejerció la que existía en la calle Alfonso XII y que lleva años cerrada (una metáfora de nuestra situación). Los sevillanos deberían tener a su disposición de forma gratuita 375.000 libros, pero sólo tienen a su alcance 94.985. Las bibliotecas están infradotadas de personal, su horario es aleatorio y su superficie es inferior a la recomendable. El panorama es tal que hay cuatro distritos de la importancia de la Macarena, San Pablo, Nervión y Los Remedios sin una sola biblioteca, y déficits de centros de lectura y estudio en prácticamente todos los demás. Como tampoco se invierte en esta infraestructura cultural básica, se necesitarían 72 años en hacer las que precisamos ahora. Hay que valorar en lo que se merece este exhaustivo trabajo de la oposición -con el que Zoido se aleja de esa imagen de cierta frivolidad que proyecta por sus guerras a cuenta de bancos y papeleras- porque dirige nuestra mirada sobre lo esencial y no sobre lo accesorio: los cimientos de una sociedad moderna no se construyen con ladrillos, sino con libros, el fundamento de la cultura que nos hace libres.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios