Puerta de los palos El Fiscal

El mejor símbolo de la ilusión

EL mayordomo abrió aquel enorme armario situado en la planta alta de la sacristía, adonde se llega tras subir una empinada escalera. Estaban perfectamente alineados en sus perchas, enfundados cuidadosamente desde el pasado año. Había que probarle los trajes uno por uno hasta encontrar el adecuado: la chaqueta, el chalequillo, el cuello blanco, los pantalones, las medias tonalidad berenjena, las manoletinas con sus hebillas... La escena se desarrollaba en un ambiente marcado por el olor inconfudible que desprendía aquel armario, un coloso de madera en comparación con el cuerpo de aquel niño de poco más de diez años. Se estaba probando ayer el traje de paje de su cofradía con una ilusión que bien simbolizaba la del arranque de una nueva cuaresma.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios