la canción del verano

¿Qué pasaba en concreto con el tío de Los Golfos?

QUÉ pasa contigo, tío? metío en la perdición, con los bolsillos vacíos y más trompa que un trombón. Con ritmo de rumba y diálogos chelis en 1976 las canciones empezaban a sonar a calle. El realismo social quedaba aquí dibujado a brochazos de tragicomedia de Eloy de la Iglesia y aromas de El Lute. España cambiaba y la gente española vestía petos como los del dúo Los Golfos y se saludaban de lejos... "¿qué pasa contigo, tío?", interrogación con descaro trasplantada a un soniquete discotequero. La pregunta sacaba la risa y se repetía entre los compadreos, mientras los niños remedaban bajo la sombrilla los gestos de los rumberos, entre los aplausos de las madrinas. Los Golfos eran granujas de mentira y al lado de Camilo Sesto parecían los sobrinos del barrio de abajo. El tío de la canción (hasta entonces nadie en una canción había sido tildado de "tío") parece un vividor de libro, centrado en juergas, alcohol, pamplinas y que le encantaba el "tralarán", afición sincopada con la pelvis que le iba a ocasionar un infarto al final del verano. Un tío "con el cuerpo de jota", que se encaraba con su interlocutor a poco que le insinuaran los excesos. El ¿Qué pasa contigo, tío? era la versión para adultos del Hola don Pepito. Pues, adiós, don José.

En este caso el cantante principal, el mayor, era Manolo. Manolo Malou en estos tiempos, productor musical que emigró a Francia y que produjo canciones para El Fary, Peret y los primeros compases de Andy y Lucas, Los Gofos peinaditos y entonados del nuevo siglo.

Los tíos "metíos en la perdición" y "con más arrugas que un higo" tenían los días contados y los años perdidos, mientras el país ganaba la democracia con todos los trompicones posibles. Nos iba a costar restablecernos de la crisis del 73 y por fortuna podíamos al menos inflar las pesetas. Los padres sobrellevaban el esfuerzo y para desquitarse, en el bar de abajo, se encontraban con el vecino, desanimado, al que le endilgaban "¿qué pasa contigo, tío?" con una sonrisa.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios