desde mi córner

Luis Carlos Peris

Un pleito lleno de paralelismos

Los números que presentan Sevilla y Atlético son tan similares que lo de esta noche en Nervión es tremendo

IMPOSIBLE encontrar dos rivales más directos que estos Sevilla y Atlético de Madrid que colisionan esta noche en un recinto abarrotado. Desde que Azón, mediante un linier también catalán y con bigote llamado Saz, influyese de forma decisiva en que el Sevilla se quedase en la que pudo ser su segunda Liga en beneficio de los colchoneros, las vidas de ambos han estado signada por una acendrada enemistad. Pasa ahora que esa enemistad viene adobada por unos números que no pueden ser más semejantes. Veinticuatro partidos, treintaidós puntos ambos más la curiosidad de que los dos ganaron, empataron y perdieron en ocho ocasiones.

¿Más igualdad? También adoba convenientemente el guiso el atractivo de dos entrenadores de indudable personalidad. En el banquillo local, un madrileño que nació colchonero para hacerse madridista por medio de la profesionalización; en el otro banquillo, un argentino que antes de ser icono de los colchoneros fue santo y seña del Sevilla durante dos temporadas de gran intensidad. Míchel y Simeone colisionan por vez primera de corbata y si de corto coincidieron poco porque cuando el racial argentino emergía languidecía la carrera del excelso madrileño, esta noche de hoy puede ser el principio de una larga historia de confrontaciones.

Se trata de un partido lleno de paralelismos y preñado de un interés indiscutible para que el coliseo de Dato rebase la cifra soñada de cuarenta mil espectadores. Todo ayuda a que sea así, sobre todo por el golpe que el Sevilla daba en la mesa el pasado domingo frente a ese jefe de la otra Liga que parece perder fuelle. Lo que se antojaba utópico para ambos hace nada, cumplir el objetivo de volver a Champions, se ve ya como más que posible. Sevilla y Atlético desean lo mismo y hasta podría darse el caso de que, al final, hubiese sitio para ambos en ese lujoso convoy. Por lo pronto, la cita es esta noche y los números de ambos aseguran que el interés sobrevolará las nubes.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios