PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

La primera vez fue en Sevilla

CON ritmo de Salmarina, hoy se puede cantar, así en el Prado como en Viapol, que la primera vez fue en Sevilla. La Justicia da el cante en una huelga de alcance histórico que se llevará por delante la carrera política del ministro Bermejo (uno de los personajes menos conciliadores que ha gobernado en la España reciente) y cuyo epicentro es Sevilla a raíz del caso Mari Luz y el expediente al juez Tirado. En abril se cantarán otras sevillanas en Los Gordales, Eldorado inmobilario de jueces, fiscales, secretarios, funcionarios y abogados, donde seguirán pisando por muchos años albero feriante y acabará siendo un recuerdo mítico la excepcional huelga de puñetas que tiene lugar hoy. Mientras la Ciudad de la Justicia es un espejismo y la moderna administración de los procesos está en pañales, los juzgados como institución del Estado se han convertido en una feria de la incredulidad, la cochambre y la insubordinación. Todos contra todos en la caseta de los hermanos Marx.

¿Se atreverán a hacer huelga en el juzgado de Instrucción número 4, que tramita el caso Marta del Castillo, o lo incluirán en los servicios mínimos? Es tal el impacto que ha producido en la sociedad sevillana este crimen, que si lo aparcan un día por huelga se pueden encontrar en la puerta de los juzgados a los vecinos del barrio de Tartessos diciéndoles de todo menos bonito.

Huelgas tengas y las ganes. Pero quien debe ganarla es la sociedad. Conquistar el derecho a la huelga lleva implícito que desde ahora los jueces serán más enjuiciados por la opinión pública y sus sentencias serán tan comentadas y discutidas como un penalti de Iturralde. Es el precio que van a pagar por bajarse del pedestal y abrazar la normalidad ciudadana.

Para que vuelvan a sentirse en el mejor de los mundos posibles, tienen mañana en el Prado un encuentro con la iraní Shirin Ebadi, Premio Nobel de la Paz. Que levante la mano el que va a pedir un traslado a Teherán para convivir con los ayatolás.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios