El parqué

Pablo Cumella

Un poco de sosiego

EL Íbex 35 recuperó el pulso y regresó al verde tras cerrar la sesión en 11.857 puntos, un 0,73% más que en la víspera. De la mano de los bancos y Telefónica, el mercado de renta variable español avanzó hacia los críticos 12.000 puntos siendo el único de los mercados europeos que alcanzó niveles positivos. El Dax restó dos décimas, y el Cac 40 y el FSTE 100 cedieron un 1% cada uno.

En la apertura se conocieron los decepcionantes datos del paro y las declaraciones de Trichet en las que insistía en la disposición del BCE a controlar la inflación. Hoy se reúne la máxima autoridad monetaria y todo hace indicar que subirá los tipos de interés de la Eurozona un cuarto de punto. Por el contrario, Wall Street, que en la jornada anterior cerró al alza, alegraba a las bolsas europeas.

Los inversores también estuvieron muy atentos a la evolución del precio del barril Brent, que se mantuvo por encima de los 140 dólares a lo largo de todo el día, y al Pleno del Congreso sobre la situación económica, en el que Zapatero admitió serias dificultades pero descartó que se camine hacia la recesión.

En la resurrección del Íbex 35, Banesto, Mapfre y BME ocuparon los puestos de honor con incrementos del 5,7%, 3,3% y 3,2%, respectivamente. Telefónica avanzó un 2,3%. Por su parte, las empresas constructoras, exceptuando a Ferrovial (0,5%), acabaron en números rojos, incluida ACS, que cedió un 3,3%. Iberia perdió un 4,2% y Repsol YPF acabó el día con dos décimas negativas.

Por abajo, las peor paradas fueron Abengoa (5,7%) e Iberdrola Renovables (4,8%). La filial de Iberdrola, que cerró con un incremeto del 1% tras adjudicarse la construcción de un gran complejo hidroeléctrico en Portugal, lanzó una OPA para hacerse con el 100% de su participada griega Rokas por 175 millones de euros.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios