La ciudad y los días

Carlos Colón

La tragedia de Pippa

PIERO Manzoni (1933-1963) alcanzó cierta notoriedad artística antes de tu temprana muerte vendiendo su aliento en globos (El aliento del artista), poniendo pedestales que convertían en una obra de arte a quien se subiera en ellos (Bases mágicas), imprimiendo su pulgar sobre huevos duros que el público se comía (Consumición del arte dinámica del público devorar el arte), firmando sobre cuerpos que así quedaban convertidos en objetos artísticos (Esculturas vivientes) o vendiendo latitas que contenían sus excrementos (Mierda de artista). ¿Una crítica a la superchería del mercado del arte, capaz de comprar cualquier cosa firmada? ¿Una superchería que se beneficiaba de este estado de cosas, desatado por la corrupción de las vanguardias históricas? Lo cierto es que sus "obras" -incluida la caca enlatada- están expuestas en el Pompidou de París, la Modern Tate de Londres, el Guggenheim de Nueva York o el Museo d' Art Contemporani de Barcelona.

Una sobrina de Manzoni, de nombre artístico "Pippa Bacca", ha seguido la tradición familiar de la creación a través de diversos medios, utilizando también su propio cuerpo, hasta que tuvo la mala idea de ampliar sus performance itinerantes más allá de las fronteras de Italia, llevándolas a zonas peligrosas con una inocente a la vez que imprudente idea del ser humano, del arte y de la capacidad del segundo para suscitar sentimientos de paz en el primero. Pippa ideó junto a su compañera Silvia Moro una performance llamada Novias de viaje, consistente en hacer autoestop vestidas de novia desde Milán hasta Jerusalén a través de "países tocados por la guerra".

Salieron de Milán el 8 de marzo y atravesaron Eslovenia, Croacia, Bosnia, Serbia y Bulgaria hasta llegar a Turquía. Silvia se hacía bordar su traje de novia durante el viaje y Pippa les lavaba los pies a las mujeres mayores de los pueblos por los que pasaban. "El traje era una metáfora del encuentro con el otro, la unión y la búsqueda de la parte femenina positiva, de la mujer como fuente de vida, estabilidad y sensatez", ha explicado su hermana; añadiendo: "era un trabajo basado en la confianza en los demás". El 19 de marzo las amigas se separaron. Desde el 31 se dejó de tener noticias de Pippa. El pasado sábado apareció muerta a las afueras de una ciudad del noroeste de Turquía. Un tal Murat Baratas, tras recogerla en autoestop, la había violado y estrangulado.

Alguien debió decirle a la desdichada Pippa que haciendo autoestop en países inseguros vestida de novia poco se hace por el arte y menos por la paz; mientras que mucho se arriesga para nada.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios