crónica personal

Pilar Cernuda

El trasatlántico

TRANQUILOS, España es un poderoso trasatlántico", ha dicho Zapatero. Va a ser que no, aunque ya nos gustaría que lo fuese, no viviríamos entonces en permanente zozobra y angustiados por noticias que no tienen nada de tranquilizadoras.

El optimismo funcional del presidente puede ser irritante. España sufre la situación de desempleo más acuciante de su historia y Zapatero nos viene con la imagen del poderoso trasatlántico; España no acaba de salir de la crisis mientras los países de nuestro entorno levantan cabeza, y desde el Gobierno se anuncia como próxima gran medida la publicación del mapa de las fosas de la guerra civil. Que se vaya cuanto antes Zapatero, que despeje de una vez el problema de la sucesión y dimita para dejar que los españoles emprendan una nueva singladura, siguiendo su lenguaje naviero. Una nueva etapa con un presidente del PP o con un presidente socialista, que hay gente en el PSOE que vale la pena. En cualquier caso, que se marche de una vez y deje de apabullarnos con frases inauditas y con políticas equivocadas. Cualquiera que venga, el que sea, será mejor que él.

El último fiasco lo acaba de protagonizar con ese viaje a China que supuestamente iba a ser un paseo triunfal, abriendo puertas a los empresarios españoles y obteniendo dineros para invertir en España.

Los empresarios españoles, afortunadamente, tienen presencia en China desde hace años, presencia creciente, no porque Zapatero haya hecho una apuesta personal en ese sentido, sino porque los españoles saben muy bien cómo moverse en países emergentes, abren mercados con cierta facilidad porque tienen una bien merecida fama de buenos profesionales. La prueba es que la mayoría de las grandes empresas españoles sobreviven gracias a sus proyectos extranjeros. En cuanto a la captación de inversión… Zapatero tendría que pedir excusas mañana tarde y noche por el papelón que ha hecho, con la ayuda de su equipo, al anunciar que los fondos soberanos chinos invertirían unos nueva mil millones de euros en el sector de las cajas.

La noticia, ofrecida a bombo y platillo, fue desmentida en cuanto la Embajada china vio los titulares de los medios españoles y comunicó el dato a Pekín… que puso de inmediato las cosas en su sitio. Sí, se ha hablado con Zapatero sobre la posibilidad de compra de deuda y de participar en la operación de las cajas; no, no se ha concretado nada; no, no se han barajado cifras; no, no es cierto que el fondo soberano chino vaya a dedicar nueve mil y pico de millones de euros a la reordenación de las cajas de ahorros, aunque se podría estudiar alguna colaboración futura. Vaya fiasco, vaya metedura de pata la del equipo del presidente del Gobierno y del propio presidente. Y encima, en Madrid, Telefónica anuncia una reducción de plantilla del 20%.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios