Editorial

La última oportunidad para enderezar el rumbo

COMO era más que previsible, las negociaciones a tres bandas entre PSOE, Ciudadanos y Podemos han fracasado estrepitosamente. Al final, todo ha quedado en un sainete donde cada uno de los partidos ha representado su papel pensando más en unas hipotéticas elecciones que en formar un Gobierno estable para solucionar los muchos y graves problemas que tiene España. Sin embargo, el naufragio de estas conversaciones puede suponer una nueva oportunidad para que se intente la única solución que, desde el mismo 20 de diciembre por la noche, parece la más viable, lógica y deseable: una gran coalición entre los dos partidos que vertebran nuestra actual democracia, PP y PSOE, a la que se debería sumar Ciudadanos, una formación de la llamada nueva política que podría aportar el espíritu fresco y reformista que, cada vez más, exige la sociedad.

Estamos ante la última oportunidad para enderezar el rumbo y es urgente que PP, PSOE y Ciudadanos se sienten a hablar con sinceridad y sin cartas en la manga con la intención de crear un Gobierno con tres objetivos fundamentales: apuntalar la recuperación económica, cada vez más amenazada según los últimos datos; contener la ofensiva soberanista en Cataluña; e impulsar un amplio plan de reformas institucionales para acabar con la corrupción y devolver a las instituciones y a la vida política el prestigio perdido.

Es hora de que todos cedan. El PSOE debe comprender que, pese a todo, el PP ha sido el partido más votado por los españoles. Por su parte, el PP debe salir de su mutismo, ceder e intentar salvar la desconfianza que genera en los socialistas. Ciudadanos, por su parte, tiene que esforzarse al máximo en servir de puente entre ambas formaciones. El pacto es posible y los españoles no entenderían que se siguiese perdiendo un tiempo que es precioso.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios