PASA LA VIDA

Los votos devaluados

LLAMA la atención que se eluda hablar de las asimetrías en las reglas del juego electoral. Los 10 u 11 millones de votos que intentan cosechar PSOE y PP para gobernar acaban estando en función de los 400.000 votos del PNV o de ERC, que rentabilizan a precio de oro su cantonalismo.

El peso político per cápitadel voto andaluz es inferior al catalán, vasco, gallego, navarro, canario y aragonés porque muchas papeletas se quedan sin representante en el Congreso al ser más acentuado en nuestra tierra el bipartidismo. La aritmética de la Ley D'Hondt para la asignación de escaños reporta paradojas tan curiosas como que IU en Cataluña logró dos diputados en 2004 siendo el quinto partido en votos, mientras que en Andalucía fue el tercero y se quedó a cero pese a sumar 285.000 votos, 52.000 más que en tierras catalanas y con mejor índice porcentual. Por su parte, el PA se quedó a dos velas aunque, en términos absolutos, obtuvo el doble y el triple de votos que Chunta Aragonesista, Eusko Alkartasuna y Nafarroa Bai, que sí tienen un escaño.

En las últimas generales, el 97,59 por ciento de los votos catalanes fueron útiles, si por ello se entiende que están representados en el arco parlamentario. En Galicia son el 95,81 por ciento y en Canarias el 94,18 por ciento. En Andalucía, el 86,14 por ciento. Esa diferencia de 9 a 11 puntos no es cosa baladí. Pesa y mucho en los ciudadanos indecisos (los que enmiendan la plana a los sondeos) al pensar en la utilidad de su decisión: partido mayoritario, minoritario o la abstención.

Cualquier partido nuevo sólo obtiene portazos en los bancos cuando pide préstamos. La Unión Progreso y Democracia que encabeza Rosa Díez es la última víctima del doble rasero, mientras que a los partidos nacionales o regionales que en 1977 se auparon al establishment les dan trato preferente, e incluso les condonan cuantiosas deudas. Estamos en función del statu quo forjado hace 30 años. Los partidos le deben a los bancos y cajas unos 165 millones de euros. Morosos al poder.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios