Condenado a seis años de cárcel por dejar casi ciego a un joven

  • El acusado deberá pagar 99.000 euros por las secuelas de la agresión

Comentarios 3

La Audiencia de Sevilla ha condenado a seis años de cárcel y el pago de 99.000 euros de indemnización a un hombre que golpeó con un vaso de cristal a un joven en el ojo, lo que le ha dejado casi ciego y le obliga a llevar una lentilla de 14 dioptrías.

La sentencia de la Sección Séptima de la Audiencia explica que los hechos ocurrieron sobre las cuatro y media de la madrugada del 23 de julio de 2006 en la discoteca M-1 de Morón, donde el acusado A.S.R., de 47 años, se dirigió a un grupo de jóvenes que estaban molestando a su hijo.

El procesado, con un vaso que portaba en la mano, lo estampó contra el rostro de J.L.D.M., entonces de 17 años, y le causó diversas heridas faciales y una alteración del globo ocular con herida penetrante en la córnea.

El agredido permaneció seis días hospitalizado, tardó 184 días en curar y en la actualidad se le ha colocado una lentilla de doce o catorce dioptrías y sufre una pérdida visual del 95%, según la sentencia.

Esta situación le ha dejado en una incapacidad laboral "para todo tipo de actividad que conlleve esfuerzo físico", por lo que parte de la indemnización corresponde a 60.000 euros por ese concepto.

La letrada que ejerció la acusación particular en nombre del agredido, Concepción Paniagua, explicó que el resto de la indemnización corresponde a 11.000 euros por las lesiones sufridas y 28.000 euros por las secuelas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios