Ortega Cano tiene "confianza en la Justicia y se someterá a lo que decida"

  • El abogado del torero respeta la petición de la Fiscalía pero recalca que la decisión final la tendrá el juez. La defensa impugnará la alcoholemia de 1,26 miligramos.

Comentarios 19

El torero José Ortega Cano tiene "plena confianza en la Justicia y se someterá a sus decisiones", ha dicho su abogado tras conocer la petición de la Fiscalía de cuatro años de cárcel y seis de retirada del carné de conducir por el accidente de tráfico en el que murió el conductor de otro vehículo.

El abogado del torero, Enrique Trebolle, ha afirmado que la Fiscalía "es una parte más en el proceso" y que la respeta como tal, pero ha subrayado que la decisión final sobre lo sucedido en el accidente sufrido por el torero la tendrá el juez de lo penal que enjuicie el caso.

Con ocasión de su comparecencia como imputado ante el juez de instrucción número 9 de Sevilla, el pasado 9 de septiembre, el torero declaró que la noche del accidente sólo "se mojó los labios con cava", por lo que su defensa va a aportar al juicio cinco testigos que estuvieron con él y no le vieron beber ni estar en condiciones no aptas para conducir.

Además, impugnará la alcoholemia de 1,26 miligramos de alcohol por litro, casi el triple de lo autorizado, que arrojaron los análisis del hospital Virgen Macarena de Sevilla, donde quedó ingresado en estado grave tras el accidente del 28 de mayo de 2011.

Respecto a la indemnización de 181.122 euros que la Fiscalía pide para Ortega Cano, su abogado ha destacado que es lo establecido por el baremo oficial para accidentes de tráfico y que las compañías aseguradoras ya han depositado el total del importe en el juzgado.

Por su parte, la familia del fallecido Carlos Parra ya ha percibido los 84.809,55 euros depositados por la compañía Línea Directa.

La Fiscalía de Sevilla afirma que Ortega Cano conducía bebido, saltándose la línea continua y con "evidente peligro" hasta que colisionó con el coche de Carlos Parra en una carretera próxima a la finca Yerbabuena de Castilblanco de los Arroyos, propiedad del torero.

El fiscal de Seguridad Vial sostiene que Ortega Cano se encontraba "en condiciones no apropiadas para conducir" debido a la "previa ingestión excesiva de bebidas alcohólicas que le mermaban los reflejos", lo que le hacía conducir de manera "irregular, realizando maniobras arriesgadas para él mismo y los demás usuarios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios