Sindicatos y Patronal discrepan del seguimiento de la huelga del campo

  • La patronal dice que los piquetes informativos impidieron trabajar a los jornaleros en la vega mientras que el SOC pide un "convenio justo" con un único salario

El secretario de alimentación de CCOO, José Corral, aseguró que la participación de ayer en la huelga del campo fue del cien por cien. Sin embargo, Asaja apuntó en un comunicado que en todo el campo de Sevilla se desarrolló una jornada normal, excepto en las fincas de la vega, donde los "piquetes informativos" impidieron trabajar a los agricultores, hecho que esta patronal denunció al subdelegado del Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés, a quien le pidió que tome medidas para que esto no se repita el viernes.

Corral respondió a estas afirmaciones alegando que no hay personas suficientes en un piquete informativo para impedir trabajar a tantas personas como hay en un campo, e incluso manifestó que los agricultores sentían alegría al verlos, ya que éste era a veces el impulso que necesitaban para unirse a ellos, debido a la fuerte represión que sufren por parte de los empresarios.

Este sindicalista añadió que Faustino Valdés seguramente "llene las entradas de todas las empresas" de guardias civiles para no dejar funcionar a los piquetes informativos, que respetan escrupulosamente la ley, en una medida preventiva que no tiene sentido, ya que no hay problemas anteriores que la justifiquen.

El representante de CCOO relató una "anécdota sangrienta" en la cual un piquete informativo de La Campana encontró a 80 inmigrantes rumanos trabajando en el campo de la finca El Marchante, la mayoría de ellos en situación irregular en España, ante lo que llamaron a la Guardia Civil.

Por otra parte, trabajadores del Sindicato de Obreros del Campo (SOC) se concentraron a las puertas de la sede de Asaja en Sevilla, en el edificio Sevilla 2, para pedir un convenio "digno y justo", ya que no participan en la mesa de negociación, según declaró el portavoz nacional de este organismo, Diego Cañamero. El líder jornalero aseguró que los trabajadores pidieron una reunión con los representantes de Asaja para negociar un convenio que reconozca "un solo salario en el campo", frente a los 23 actuales, que estuviese situado en 50 ó 55 euros la jornada, paga mínima necesaria debido a que no hay garantía de regularidad en este trabajo.

Cañamero añadió que este convenio debe ser único para toda Andalucía, ya que el precio final en el mercado es el mismo, pese a las diferencias salariales existentes entre las provincias de la comunidad autónoma. Por último, el portavoz reclamó un compromiso de conducta ética, que sea de obligado cumplimiento en el convenio, por el cual los empresarios no pudiesen explotar a los inmigrantes sin papeles, como aseguró que se hace hasta ahora.

La huelga del campo, que comenzó ayer, no supondrá pérdida alguna a los empresarios del sector del melocotón hasta el lunes, fecha en la que no se podrá retrasar más la recogida de la fruta sin que sufra deterioro, momento en el que la huelga sería "un problema serio", según Cañamero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios