"No basta con dragar el río, hay que mantenerlo limpio y canalizarlo"

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) se ha comprometido a actuar de forma urgente una vez que el agua se retire para recuperar la capacidad del río Genil a su paso por Badolatosa y Jauja, dos núcleos urbanos situados a poco más de un kilómetro, aunque en distintas provincias. También ha anunciado un estudio en toda la ribera del Genil para "intentar" una actuación que haga que los desembalses del Iznájar no estén tan limitados, por los daños que pueden casuar en estos y otros puntos.

Pero desde el gobierno local socialista se ha anunciado que no se van a conformar con la limpieza o el dragado puntal del río. "Si no se mantiene, no sirve de nada", subraya el alcalde, Antonio Manuel González, para quien es necesaria también una obra mayor y más costosa de encauzamiento del Genil por Badolatosa, que ahora va por su cauce natural, desviado con las limas que se han ido acumulando, sobre todo arrastradas por las riadas.

Se trata, insiste, de meterlo en un cajón que facilite esa limpieza periódica. Algo similar a lo que se ha hecho en Puente Genil, que se ha salvado esta vez de las inundaciones, pero que requiere de una inversión millonaria.

González ha pedido también a la Diputación de Sevilla "ayuda extraordinaria" para arreglar los destrozos en la infraestructura pública. No obstante, ni éstos ni los que se han producido en viviendas han podido ser cuantificados todavía. No será posible hasta que se retire el agua. Los técnicos municipales están centrados estos días en buscar la forma de taponar los desagües para evitar que las aguas fecales se mezclen con las del río, por los problemas de salubridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios