El fiscal pide inhabilitar 8 años al ex alcalde por delito urbanístico

  • Exige una multa de 5.400 euros para el ex regidor y ocho ediles que aprobaron una licencia ilegal

La Fiscalía de Sevilla ha pedido una condena de ocho años de inhabilitación y el pago de una multa de 5.400 euros para el ex alcalde de Sanlúcar la Mayor Eustaquio Castaño y otros ocho miembros de la corporación local, por haber autorizado la construcción por encima de la altura legal de una casa de hermandad.

El escrito de acusación de la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico considera al ex regidor y los ediles presuntos autores de un delito contra la ordenación del territorio por prevaricación. El Ministerio Público recuerda que la Hermandad de la Soledad solicitó en abril de 2002 al Ayuntamiento sanluqueño una licencia de obras para construcción de una casa de hermandad. La comisión de gobierno del Consistorio concedió el 29 de abril la licencia, que incluía una altura para el edificio de siete metros, el máximo permitido por las normas urbanísticas vigentes en la fecha.

La hermandad de la Soledad presentó unos meses más tarde, en agosto de 2002, otra solicitud al Ayuntamiento en la que pedía autorización para construir hasta los nueve metros de altura, con la finalidad de poder albergar el paso de palio. Esta petición fue "informada negativamente" por el arquitecto municipal quien, no obstante y "excediéndose de su cometido técnico" -según el escrito de la acusación pública-, apuntaba que "debido al carácter social de las actividades a desarrollar en la casa hermandad podría ser la comisión de gobierno la que valorara o no la procedencia de la excepcionalidad solicitada para ser ratificada posteriormente por el Pleno municipal".

Ese informe fue contrarrestado con otro de carácter jurídico de la secretaría general de la corporación en el que se exponía que la licencia era "contraria al citado instrumento de planeamiento según advertía el técnico municipal", por cuanto la Administración "carecía de libertad de acción y debía ceñirse estrictamente a las disposiciones normativas aplicables". A pesar de las advertencias, la licencia fue aprobada por el Pleno municipal con el voto a favor del ex alcalde y los ediles imputados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios