La 'deuda' de Joaquín

  • El portuense sólo ganó tres de los 15 derbis disputados entre la Liga (13) y la Copa (2).

  • En total al Sevilla se ha enfrentado en 30 partidos en su carrera, marcando sólo un gol.

Joaquín bromea con el resto de la plantilla junto a Quique Setién. Joaquín bromea con el resto de la plantilla junto a Quique Setién.

Joaquín bromea con el resto de la plantilla junto a Quique Setién. / antonio pizarro

Si ninguna incidencia de última hora lo impide, Joaquín disputará el sábado el que será su decimosexto derbi. Se perdió el último, el del Benito Villamarín de la campaña pasada, por un esguince en la rodilla derecha que se agravó por un edema en la rótula, por lo que el portuense afronta con ganas un duelo que siempre es especial para un jugador formado en la cantera heliopolitana.

Desde que debutara con el Betis, el extremo se ha enfrentado de verdiblanco en 15 ocasiones al Sevilla (dos de ellas en Copa del Rey), con un saldo no muy positivo: tres victorias, seis empates y cinco derrotas. En todos esos encuentros sólo marcó un gol (en el 1-1 de la 2002-2003 en el Sánchez-Pizjuán), una cifra que se mantiene para todos sus duelos ante el cuadro nervionense, 30 en total sumando los choques en los que defendió las camisetas del Valencia, el Málaga y la Fiorentina (en Liga Europa): seis victorias, ocho empates y 16 derrotas.

En el total de esa treintena de citas sólo logró seis triunfos: las tres citadas con el Betis , dos con el Valencia y otra con el Málaga a domicilio, que fue precisamente la última vez que salió victorioso del campo del eterno rival allá por diciembre de 2012. Ha llovido desde entonces, por lo que Joaquín espera iniciar este 2018 solventando esa pequeña deuda que tiene con los aficionados béticos, y quizá con él mismo, en los derbis.

Como visitante con el Betis el extremo nunca ha ganado en el campo del Sevilla. De hecho, sólo lo hizo como malaguista, pero sí logró allí el único tanto que le ha marcado. Fue en la 2002-2003, cuando adelantó a su equipo en el primer tiempo antes de que Juanito se marcase en propia puerta sobrepasada la hora del encuentro el definitivo 1-1. Fue uno de los tres empates que arrancó del feudo rival con el Betis, con el que cayó en las otras cuatro ocasiones que jugó. En la Copa del Rey tampoco le fueron bien las cosas, ya que en el duelo de la 2015-2016 cayó goleado por 4-0 tras perder en casa por 0-2.

El derbi en el Sánchez-Pizjuán será el primer encuentro de Joaquín desde que se anunciara su renovación hasta el verano del 2020 y se da la circunstancia de que atraviesa por su mejor momento de forma desde que regresara al club de Heliópolis hace dos temporadas. Es una pieza clave en el esquema de Quique Setién, con el que no ha faltado a ninguna cita este curso disputando los 17 partidos que se llevan disputados de la Liga.

Gran parte del juego ofensivo del Betis pasa por la capacidad ofensiva de un Joaquín que esta campaña lleva tres tantos y dos asistencias de gol. Sólo Barragán (como jugador de campo) acumula un puñado más de minutos (1.389) que el extremo (1.348), por lo que nadie duda de la importancia que tendrá el futbolista bético en el encuentro para su equipo, que no gana en el Sánchez-Pizjuán desde la 2011-2012 (1-2).

Para Joaquín será un duelo especial, consciente que tendrá muchas miradas puestas en él tras su renovación y que su papel en los derbis, sobre todo en el campo del rival, no ha sido muy destacado ni como verdiblanco ni con el resto de conjuntos con los que visitó Nervión. Con un solo triunfo en los últimos ocho partidos de Liga (con cinco derrotas y dos empates) el Betis necesitará que Joaquín salde su deuda en los derbis para obtener un resultado positivo de nuevo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios