El Cachorro: Se busca paso para una obra cumbre

  • El cabildo de hermanos vota esta noche una modificación en las actuales andas, estrenadas en 1996

Comentarios 2

Apenas 20 años después de estrenar el actual paso, realizado por Manuel Guzmán Bejarano en 1996, la Hermandad del Cachorro planteará a sus hermanos unas modificaciones en las andas para que la imagen pueda verse mejor, entre otros aspectos. El proyecto de reforma ha generado una importante polémica en el seno de la cofradía del Viernes Santo. La junta de gobierno, presidida por Marco Antonio Talavera ha confiado la remodelación al imaginero y escultor José María Leal y no será hasta esta noche cuando se conozcan todos los pormenores. Los cambios, según ha podido saber este periódico, se centrarían en sustituir los candelabros de guardabrisas, eliminar la mayor parte de los elementos de plata del canasto, sustituyendo los faroles por imágenes talladas de los padres de la Iglesia y realizar unos nuevos faldones. El coste de todos los trabajos se situaría en torno a los 200.000 euros. Si la propuesta de la junta recibe el respaldo de los hermanos, el Cachorro podría procesionar en este nuevo paso en la Semana Santa de 2020.

Andas realizadas por Vicente Arestoy. Estrenado en 1820. Andas realizadas por Vicente Arestoy.  Estrenado en 1820.

Andas realizadas por Vicente Arestoy. Estrenado en 1820.

El Cristo de la Expiración ha procesionado sobre cinco pasos distintos desde que en 1820 estrenara las andas de líneas rectas realizadas por Vicente Arestoy. En la hermandad trianera surge cada cierto tiempo el debate sobre la idoneidad del paso sobre el que procesiona cada Viernes Santo una de las imágenes cumbre del barroco español. Muchos hermanos aseguran que, quizás, pueda ser éste el problema. La imagen de Francisco Antonio Gijón es tan poderosa que cualquier paso parece menor. La polémica sobre el paso del Cachorro es también una de las más habituales en el mundo cofradiero y trasciende a la propia hermandad.

Para la reforma que hoy votarán los hermanos, la hermandad creó una comisión asesora con catedráticos de Historia del Arte y Bellas Artes que hoy estarán presentes en el cabildo para explicar todos los pormenores. Con el criterio de estos técnicos se ha ido dando forma a los cambios propuestos por José María Leal. "Tenemos un gran paso sobre el que vamos a trabajar sin tocar la canastilla", explicó a este periódico el hermano mayor, Marco Talavera. La hermandad, de aprobarse la reforma, comenzaría a trabajar de manera inmediata, para que el Cristo salga sobre las andas remodeladas a medio plazo. "No queremos marcar un tiempo porque plazo tenemos. No vamos a tener prisa. A mí me quedan tres Semanas Santas con la de este año, pero soy una persona de hermandad y no forzaría el estreno. Sí espero que sea para 2020, pero eso no me va a condicionar. Cuando estemos convencidos de que está terminado saldrá". Los detractores del proyecto aseveran que la hermandad se podría gastar mucho dinero en la remodelación de un gran paso, que puede gustar más o menos en su encaje con el Crucificado, sin tener la certeza de que el resultado sea óptimo, como ya ha sucedido en ocasiones anteriores.

Primer paso realizado por Guzmán Bejarano. Salió por primera vez en 1974. Primer paso realizado por Guzmán  Bejarano. Salió por primera vez en 1974.

Primer paso realizado por Guzmán Bejarano. Salió por primera vez en 1974.

Paso diseñado por Castillo Lastrucci en 1929. Hoy, en la Cena de Jerez. Paso diseñado por Castillo Lastrucci en  1929. Hoy, en la Cena de Jerez.

Paso diseñado por Castillo Lastrucci en 1929. Hoy, en la Cena de Jerez.

Si se aprueba la reforma impulsada por la junta de gobierno, el Cachorro habrá procesionado en seis pasos distintos desde principios del siglo XIX. Un hecho que demuestra las dificultades para encontrar un diseño que se amolde a la imagen. Está documentado que en 1819 la hermandad encarga a Vicente Arestoy unas andas que estrena al año siguiente. "El paso fusiona elementos clásicos con otros barroquizantes. Es de líneas rectas, con decoración de tipo vegetal y unos pequeños medallones. Destacaban sus dinámicos candelabros de guardabrisas", explica Jesús Vega Santos en la obra Todos los pasos de Cristo de la Semana Santa de Sevilla. Impronta artística, evolución y catalogación.

Paso realizado por Olaya y Govea en 1889 y que hoy pertenece a San Esteban. Paso realizado por Olaya y Govea en  1889 y que hoy pertenece a San Esteban.

Paso realizado por Olaya y Govea en 1889 y que hoy pertenece a San Esteban.

En el año 1889, la hermandad estrena un paso dorado e iluminado por candelabros de guardabrisas, obra de Olaya y Govea. Vega Santos sostiene en su obra que "parece que la talla pudo acometerla Antonio Cruz Gómez, cobrando por el trabajo 1.250 pesetas, llevando a cabo su dorado los talleres de Olaya y Govea". Es propiedad actualmente de la Hermandad de San Esteban. En 1929, la corporación decide sustituir el paso por considerarlo pequeño para la envergadura del Cristo. Castillo Lastrucci es el encargado de diseñar esta obra y de realizar sus relieves y ángeles. La talla corresponde a Francisco Carrero, mientras que Jorge Ferrer labró los faroles de plata. Entre sus características, Vega Santos sañala que "los mismos ángeles y arcángeles provocan el efecto de sostener el canasto". De líneas barrocas, contaba en sus esquinas con candelabros de guardabrisas. El paso fue vendido a la Hermandad de la Cena de Jerez de la Frontera que lo sigue utilizando con algunas remodelaciones.

Boceto realizado por Antonio Martín en 1966. Boceto realizado por Antonio Martín en 1966.

Boceto realizado por Antonio Martín en 1966.

En el año 1966, la cofradía convocó un concurso de ideas para construir un nuevo paso al considerar que el Cristo se perdía en el de Castillo Lastrucci. Entre los artistas que se presentan se encuentran Antonio Martín y Guzmán Bejarano. La hermandad elige el diseño de este último, aunque no se empieza a realizar hasta 1973. El proyecto de Guzmán es de nuevo revisado por él mismo en 1996, siendo hermano mayor Francisco Osorno. Se realiza una nueva canastilla, candelabros, maniguetas y arcángeles. El paso anterior se vende a la Hermandad del paso Blanco de Huércal-Olvera (Almería), donde procesiona cada Semana Santa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios