Azoteas verdes: una solución para bajar tres grados el calor de Sevilla

  • La plataforma Red Sevilla por el clima nace para promover una alternativa que está reduciendo la temperatura en grandes capitales.

Comentarios 1

Se ha demostrado que un manto vegetal sobre la cubierta de los edificios reduce el gasto energético de sus vecinos en aire acondicionado o calefacción, al actuar como un perfecto aislante, y aumenta la refrigeración de las grandes ciudades que sufren el efecto de "la isla de calor" por el recalentamiento del asfalto y de los muros de las edificaciones. Y su coste es bajo tanto en consumo de agua como en mantenimiento.

Para lograr este efecto en Sevilla, como el que experimentó la Cartuja durante la Expo 92, ha nacido la plataforma ciudadana Red Sevilla por el clima (con página en Facebook), que enseñó una recreación de Los Remedios con todas sus azoteas verdes. En la Expo, la isla tenía de 3 a 4 grados menos de temperatura que el resto de Sevilla por las pérgolas vegetales y el microclima instalado por las administraciones. Lo demostró el estudio de Valeriano Ruiz, catedrático de termodinámica de la Hispalense, que captó imágenes de este contraste. Así lo expuso ayer el profesor y ex director de educación ambiental y sostenibilidad de la Junta, Curro Oñate, portavoz de la plataforma. "Revegetar la ciudad es una solución con azoteas verdes. Podemos actuar ya y el Ayuntamiento en sus 400 edificios municipales. Los ciudadanos queremos tomar las riendas de cómo mejorar la ciudad. Ahora nos toca a nosotros", dijo Oñate.

Las azoteas verdes funcionan con éxito desde hace años en grandes capitales del globo como Toronto, Copenhague y Buenos Aires. En España se está promoviendo en el Madrid de Manuela Carmena, en Bilbao, Vitoria y Barcelona. En Sevilla hay ejemplos en el casco histórico, en Nervión y en San Pablo, entre otras zonas.

La plataforma Red Sevilla por el clima se presentó ayer bajo la sombra del laurel de indias del Casino de la Exposición. Integra a destacados expertos en sostenibilidad y medio ambiente, como el histórico Paco Casero y la activista ambiental Sally Crane; el ingeniero Indalecio de la Lastra y el arquitecto Gonzalo Díaz-Recasens (hijo), miembros del proyecto Sevilla Ciudad Peatonal, premiado a nivel nacional. Reyes Tirado, bióloga investigadora en Exeter (Reino Unido) y miembro de Greenpeace, señaló que al volver a Sevilla le ha impactado el calor de la ciudad con los aires acondicionados y los coches, y urge a que cada vecino reverdezca su espacio con una formación previa que la plataforma propone dar en los distritos. Integran también el grupo Luis Morales, presidente de la asociación de empresas de la economía verde (Ecove), y el artista y diseñador Txiki López, autor del cartel que muestra a Sevilla llena de vegetación sobre los edificios con el lema "Ahora es posible vivir en la ciudad que queremos. Está en nuestras manos". La portavoz de Participa Sevilla, Susana Serrano, acudió para dar su respaldo y felicitar a los promotores. "La red es una llamada a la inteligencia colectiva y al sentido común", resumió Valle Tello, amante de la agricultura ecológica. La plataforma pedirá ventajas fiscales para incentivar estas azoteas y una base de datos de cuántas hay en Sevilla y Andalucía.

Díaz-Recasens ha diseñado mantos verdes en azoteas que conservan en alto los tendederos de ropa. No hay problemas de filtraciones al llevar una geomembrana de PVC, otra capa de geotextil y finalmente el sustrato orgánico, con un grosor de 10 a 18 centímetros. Para acometer la obra hay que comprobar la impermeabilización de la cubierta y el peso que aguanta el edificio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios