Sevilla ayer y hoy

Calles Reyes Católicos y Asunción

  • PRÓXIMA ENTREGA Miércoles, 26 de Agosto.Mediado el siglo XIX, fue creada la calle Reyes Católicos, y un siglo después, la calle Asunción, símbolo de la aberración urbana que significó alterar especulativamente el plan inicial de Los Remedios

Comentarios 1

PARA valorar mejor la aberración urbana que supuso alterar el proyecto inicial de la barriada de Los Remedios, lo mejor es comparar los resultados de la política urbana de los Ayuntamientos de finales de los años cuarenta y primeros cincuenta del pasado siglo XX, con lo realizado en la ciudad por los Gobiernos municipales de un siglo antes. Y emblemas de ambas políticas urbanas son las calles Reyes Católicos (1850) y Asunción (1950).

La calle Reyes Católicos fue el resultado de la planificación urbana de la zona extramuros cuando se aprobó derribar la Puerta de Triana (1870), y con varias décadas de antelación se proyecto una calle con anchura similar a las realizadas en las principales ciudades europeas y proyectadas en Madrid y Barcelona. Aunque la calle Reyes Católicos se rotuló en 1859, su diseño y construcción fue muy anterior y tuvo otros nombres.

Las tres imágenes que reproducimos están fechadas en 1907, 1911 y 1930, y muestran una vía amplia, con anchas aceras, si bien carentes de vegetación en gran parte de su trayecto. Actualmente, la calle Reyes Católicos soporta la afluencia de tráfico que origina ser la única vía ancha de penetración al centro y los aparcamientos de las calles Albareda y San Pablo.

Ahora fijamos la atención en las dos imágenes de la calle Asunción, proyectada un siglo después y, sin embargo, trazada con mezquindad y sin tener en cuenta la realidad urbana no solo de Sevilla, sino de casi todas las grandes capitales de España y el extranjero.

El proyecto inicial de la barriada de Los Remedios está fechado en los años veinte y reformado en los años treinta. Pero es a finales de los años cuarenta y durante la década de los cincuenta, cuando se altera el proyecto original. Éste contemplaba en la calle Asunción casas unifamiliares de dos y tres plantas con zona ajardinada propia, chaflanes en las esquinas de las manzanas y zonas de servicios comunes como plazas de abastos, escuelas y un parque. Cuando comenzó a construirse la barriada, después de los bloques centrales promovidos por el general Queipo de Llano en 1937, y que se mantienen como reliquias que evidencian un urbanismo más humano que el realizado después, se eliminaron las casas unifamiliares y se convirtieron en bloques de pisos, se quitaron los chaflanes y se estrecharon los viarios interiores, y también las aceras. No quedó ni un solo metro cuadrado de zona verde y hasta 1973 no contó la barriada con el parque de Los Príncipes.

En las Escuelas de Arquitectura se pone la barriada de Los Remedios como el peor ejemplo posible de planificación urbana, luego modificado en gran parte en la barriada de Nervión, pero también carente de zonas verdes hasta el último tercio del siglo XX. En Los Remedios triunfó la especulación urbana con el apoyo de los Gobiernos municipales y la Diputación Provincial, sin que se levantara una sola voz de las por entonces llamadas "fuerzas vivas", que en realidad estaban bien muertas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios