El PP y Ciudadanos presentan batalla a Espadas en Urbanismo

  • Pérez y Millán bloquean el inicio de la integración de la Gerencia con Medio Ambiente alegando falta de consenso con los empleados.

Un ciclista pasa junto a un edificio en obras en la Carretera de Carmona. Un ciclista pasa junto a un edificio en obras en la Carretera de Carmona.

Un ciclista pasa junto a un edificio en obras en la Carretera de Carmona. / josé ángel garcía

Comentarios 1

Frenazo a la integración de Urbanismo con Medio Ambiente. El acuerdo del orden del día fijado en el consejo de gobierno para iniciar la modificación de los estatutos de la Gerencia fue tumbado este miércoles por los grupos municipales de PP y Ciudadanos al entender que la propuesta no cuenta con el consenso de los empleados municipales, los demás grupos de la oposición (Participa Sevilla e Izquierda Unida también mostraron su rechazo) y los sindicatos. La batalla por el bastón de mando llega a los despachos de las caracolas de la Isla de la Cartuja a quince meses vista de las elecciones. Una cama en toda regla que no era esperada en el gobierno socialista, que buscaba solucionar una de las principales deficiencias detectadas tras casi tres años al frente de la Alcaldía.

El equipo de Juan Espadas criticó la "incoherencia y la enorme contradicción" que refleja el voto contrario de los grupos de la oposición ante una propuesta para agilizar la tramitación de las licencias y mejorar el servicio prestado a los ciudadanos, colegios profesionales y empresas. La integración de ambos organismos es una asignatura pendiente desde hace más de siete años. "Los nuevos estatutos son el punto de partida determinado por el secretario del Ayuntamiento para una fusión que es un clamor en esta ciudad y que tiene un diseño que supone una apuesta decidida por la Gerencia de Urbanismo como motor de la ciudad. Los partidos de la oposición han puesto hoy intereses particulares por delante del interés general incurriendo en una evidente contradicción", expuso Antonio Muñoz.

El delegado de Hábitat Urbano detalló que desde el pasado 23 de febrero los grupos políticos y las secciones sindicales cuentan con la propuesta de estatutos, que también fue a la Secretaría y la Intervención. "En todo este tiempo no han presentado ni una propuesta ni una corrección, ni han dicho absolutamente nada pese a todos los requerimientos de que informaran si tenían alguna cuestión en contra, lo cual demuestra que sólo han intentado paralizar el proceso que ellos mismos vienen reclamando". Muñoz desveló que en este tiempo sí se han mantenido reuniones con la secciones sindicales y se han introducido modificaciones a petición suya.

Tras la fracasada aprobación inicial, el estatuto sería debatido por los partidos en una sesión plenaria, después pasaría a exposición pública y alegaciones para terminar de nuevo en el Pleno. En paralelo debían iniciarse las negociaciones para la relación de puestos de trabajo (RPT) con las cuestiones concretas de personal. "El secretario ha marcado los pasos. Primero los estatutos que definan las competencias, después la negociación de los puestos de trabajo", apuntó el concejal socialista. Fue más allá. "Hay grupos que se han pasado años reclamando esta fusión que a la hora de la verdad han demostrado que les han podido otros intereses que no son el interés general de la ciudad. El PP se pasó cuatro años diciendo que iba a hacer esta fusión y acabó aprobando sólo una ordenanza coja en la que se unificaban procedimientos pero no los servicios. Y Ciudadanos que lleva dos años pidiendo celeridad, ahora resulta que decide parar el procedimiento sin razón alguna".

El gobierno critica la "incoherencia" de la oposición al bloquear la esperada fusión

Uno de los objetivos de esta iniciativa es reforzar Urbanismo, incrementando sus competencias y favoreciendo la incorporación a su plantilla de personal procedente de Medio Ambiente de acuerdo con una nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT), que iba empezar a negociarse en los próximos días. Se trataba de una fórmula para agilizar los trámites y aprovechar la modificación de la Ordenanza Reguladora de Obras y Actividades del Ayuntamiento de Sevilla (OROA), mejorando la prestación del servicio público a la ciudadanía. Esta esperada fusión entre ambos servicios municipales buscaba garantizar la estabilidad y continuidad tanto de la Gerencia como de Medio ambiente, así como la de toda su plantilla como servicio público. Aprovechando la modificación estatutaria, se iban a incorporar nuevas competencias que podían ser muy importantes para el nuevo ente, como la redacción de los proyectos de técnicos de las obras de Consistorio (toda clase de trabajos en vías públicas, aparcamientos, espacios públicos y equipamientos urbanos).

El principal partido de la oposición, el PP, señaló que "es realmente incomprensible que el gobierno de Espadas presente en el consejo esta propuesta sin consenso alguno con empleados, sindicatos ni grupos de la oposición. Una modificación tan importante debe ofrecer más garantías y elaborarse con seriedad y responsabilidad". María del Mar Sánchez Estrella expuso que "estamos a favor de la integración de los servicios de Medio Ambiente y Urbanismo, pero esto no se consigue con una modificación acelerada de los estatutos, inmediatamente después debe de realizarse una RPT y estructuración de la plantilla de los servicios implicados". La concejal detalló que este lunes consultaron el expediente "y vemos con sorpresa que el borrador ha cambiado sustancialmente del enviado. No nos parecen correctas ni las formas ni los modos".

Desde la formación naranja se instó a los socialistas a "una modificación seria de los estatutos de Urbanismo para evitar chapuzas y demoras en la fusión con Medio Ambiente". Javier Millán (C's) criticó que "el gobierno presenta este cambio de estatutos con prisas, sin sentido y sin contar con el consenso de los propios trabajadores de la Gerencia". Así, explicó el portavoz de Ciudadanos que "los estatutos que nos presentan, con un documento modificado a veinticuatro horas de la votación, detallan que sus preceptos no entrarán en vigor hasta que no se materialice la adscripción de recursos humanos de Medio Ambiente a la Gerencia de Urbanismo", algo que considera "empezar la casa por el tejado y sin dejar claro el proceso de integración ni su viabilidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios