presupuestos 2018 · el proyecto de las cuentas de la ciudad

Una contraoferta sin recorrido

  • El gobierno solicita al PP que "abandone su teatro" tras la última propuesta de acuerdo.

  • Beltrán Pérez acusa a Espadas de una negociación "impostada".

Beltrán Pérez habla en rueda de prensa. Beltrán Pérez habla en rueda de prensa.

Beltrán Pérez habla en rueda de prensa. / Belén Vargas

Comentarios 2

Las negociaciones sobre las cuentas de la ciudad para este año entre socialistas y populares siguen inmersas en un bucle que debe quedar este martes zanjado con la celebración de la esperada comisión de Hacienda. Lo último de este diálogo de sordos ha sido un documento "concreto y solvente" presentado por Beltrán Pérez en el que expone una contraoferta presupuestaria a Juan Espadas después de haber estudiado minuciosamente la remitida por el gobierno la semana pasada. Ese nuevo texto no tiene ningún recorrido. Ya lo dejó claro el primer edil el viernes pasado. Para los que se quedasen con alguna duda, Antonio Muñoz insistió este lunes en la misma idea: "Abandonen su teatro y transformen sus propuestas en enmiendas convencionales". En este teatro hay (de momento) un tercer figurante. Javier Millán ofreció su impresión: "Han jugado a posturear y parecer que buscaban un acuerdo cuando sólo pretendían bloquear el presupuesto".

En la última misiva de los populares reza que "traslado propuesta de convenio a suscribir entre el PSOE y el PP, si usted tiene a bien considerar nuestro ofrecimiento y que recoge los acuerdos adoptados en las reuniones mantenidas para la negociación del presupuesto, y que son fruto de la cesión propia de cualquier proceso de negociación". En el borrador de la propuesta de acuerdo aparece en el apartado de ingresos la necesidad de reducir la operación de crédito de los 31,2 millones a 15,6; que el alcalde pida a la Junta de Andalucía el dinero que adeuda al Ayuntamiento; y quede reflejada la venta del antiguo edificio de la Gavidia por un importe de diez millones. En el apartado de gastos solicitan unas cuentas más sociales, incrementar las inversiones para los colegios, potenciar los servicios públicos, más dinero para la Policía Local o modernizar la administración municipal.

El principal partido de la oposición señaló que esta contraoferta mantiene los "principios básicos" de sus ideas presupuestarias, pero rebaja sus "pretensiones" en cuanto a las cuantías. El PP calcula que este texto reduce a poco más de 15 millones la diferencia económica entre las "principales" líneas de gasto de ambas formaciones. El PSOE estima llegar a los 20,5 millones, mientras que el PP sube hasta los 35,6. Beltrán Pérez defendió que esta propuesta rebaja "las expectativas" económicas de cara al nuevo presupuesto, renegando de la "versión" del gobierno respecto a las demandas presupuestarias de su formación. No obstante, consideró que el alcalde se ha dedicado hasta ahora simplemente a "aparentar una negociación impostada con el PP", sólo para "provocar" a las fuerzas de la "izquierda radical" y que Participa Sevilla e Izquierda Unida se presten a colaborar con la aprobación de las nuevas cuentas. En rueda de prensa, recordó que Espadas manifestó en un Pleno reciente que prefería marcharse a su "casa" que aplicar el programa político del PP.

Sobre la comisión de Hacienda en la que negociarán sus enmiendas todos los grupos políticos, el líder los populares indicó que asistirán para ejercer una "abstención técnica" ante las enmiendas del resto de formaciones, bajo la premisa de no entrar en un "mercadeo" y la máxima de que esta votación carece de "soporte jurídico" del mismo modo que su presupuesto alternativo. "Más no podemos hacer", afirmó antes de advertir que no van a apoyar "un presupuesto contrario a los intereses de la ciudad".

"El PSOE entiende que buscan "paralizar la inversión en la ciudad y erosionar al gobierno"

Esta contraoferta llega al despacho del alcalde unos días después de que diera por finalizadas las negociaciones. Espadas se cansó de que los populares sigan mareando la perdiz a la hora de llegar a un acuerdo sobre las cuentas de la ciudad. No quiere perder más tiempo. Entiende que el último documento enviado a Beltrán Pérez el pasado miércoles fue rechazado. Empezar las cuentas desde cero no es viable. Tampoco se entendió el cabreo con Ciudadanos tras las declaraciones de Javier Millán.

"Ya está bien de pensar en el interés personal de algunos en su trayectoria. No voy a dilatar más el proceso (presupuestario) por una estrategia política del PP para retrasar y bloquear", dijo en la última comparecencia de la semana.

Los populares señalan que "más no podemos hacer" para sacar adelante las cuentas

En la misma línea se mantuvo este lunes Antonio Muñoz. "No estamos dispuestos a abrir una doble vía y que la negociación se divida en una línea exclusiva para el PP y otra para el resto de grupos. Basta ya de este tedioso teatro y esta estrategia de intentar dilatar el proceso con artimañas fuera de reglamentación para paralizar la inversión en la ciudad y erosionar al gobierno local. Ahora toca la presentación de enmiendas".

Desde Ciudadanos, Millán alertó al grupo popular del "inasumible coste" implícito en "bloquear" la aprobación del proyecto presupuestario, exponiendo que después de "auto excluirse" del procedimiento sólo con la intención de paralizarlo, el PP "no va a tener más remedio que abstenerse" y permitir que las cuentas salgan adelante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios