La lista roja del Patrimonio: Diez monumentos sevillanos amenazados

  • Las Atarazanas es el último edificio incluido por Hispania Nostra. Muchos inmuebles están condenados a desaparecer si no se actúa rápido.

Comentarios 2

Amenazados por la ruina, el expolio, la dejadez, por factores externos o por intervenciones desafortunadas. Diez monumentos sevillanos -dos de la capital y ocho de la provincia- están incluidos en la Lista Roja del Patrimonio elaborada por Hispania Nostra, una asociación de carácter no lucrativo, declarada de utilidad pública, cuyo objetivo es "la defensa, salvaguarda y puesta en valor del patrimonio cultural y natural español". Desde hace 40 años, la asociación defiende el patrimonio en toda su integridad conceptual y geográfica. Desde el año 2007, elaboran esta lista de monumentos en peligro, confeccionada bajo la supervisión de una comisión científica con expertos en la materia, con el fin dar a conocer y proteger los diferentes monumentos que se encuentra en abandono y en peligro. Los dos últimos edificios incluidos de Sevilla son las Reales Atarazanas y la Capillita de San José.

La Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra se ha convertido en una referencia. Elaborada por la comisión científica, que estudia cada caso, la ficha de cada monumento en peligro cuenta con un amplio apartado para describir su historia y su descripción, el grado de protección con el que cuenta, su estado de conservación, el carácter del riesgo, y las restauraciones e intervenciones realizadas o en marcha. Aunque en Sevilla sólo hay diez monumentos en la lista, hay muchos más en estado de degradación y la asociación puede que esté completando nuevas fichas, bien por su propia iniciativa o por denuncias de otras entidades de patrimonio o por denuncias de particulares.

"La finalidad de la lista es salvar ese patrimonio dándolo a conocer, puesto que la mayoría de las personas no lo conocen. No se trata de una acusación o una denuncia, sino una llamada de atención para salvar los monumentos. La lista se abrió en 2007 y hasta ahora han salido 91 monumentos que en su gran mayoría se han intervenido", explica Carlos Morenés, vicepresidente de Hispania Nostra y promotor de la lista.

Las Reales Atarazanas es el último edificio incluido en la lista, el pasado 29 de febrero. Hispania Nostra es tremendamente crítica con la intervención proyectada, que en los últimos días se ha anunciado que se recuperará la cota original pero en sólo una de las siete naves: "El proyecto de intervención, aprobado por la Comisión Provincial de Patrimonio de Sevilla y cuya licencia de obras ha sido concedida por el Ayuntamiento, contiene alteraciones sustanciales de la estructura del conjunto y también obra nueva absolutamente inapropiada, lo que es inadmisible en un monumento de esta categoría". Morenés añade que en todas las Atarazanas, como en la de Barcelona, se ha respetado la dimensión original: "En Sevilla no lo quieren hacer. Es una lástima. Se van a cargar uno de los principales monumentos de Sevilla, no dando la posibilidad de realizar la investigación arqueológica".

La capillita de San José, en la calle Jovellanos, forma parte de la lista desde el pasado verano. Aunque el edificio barroco, que ha sufrido diversos avatares a los largo de su historia, se encuentra en buen estado estructural, su decoración está en un estado lamentable. "De no intervenir inmediatamente la pinturas murales corren riesgo de desaparecer y el deterioro de mobiliario y objetos de arte avanzará de forma muy notable". Cada día se barre una importante cantidad de pintura de este céntrico templo. Existe un proyecto integral para la restauración, elaborado por la empresa Ágora, cuyo presupuesto asciende a 1,4 millones. Hay un grupo de personas que buscan fondos y organiza actividades para la intervención en la iglesia.

Llama la atención que en la lista hay tres edificios de la localidad de Écija. El más importante de ellos es el palacio de los Marqueses de Peñaflor, uno de los mejores palacios barrocos de toda Andalucía. "Por su total abandono y los destrozos por las obras inconclusas para su conversión en hotel, se encuentra en alarmante y progresiva degradación". El contenido artístico y el mobiliario ha desaparecido en gran parte, refleja la ficha del inmueble. "Está en estado comatoso", resalta Morenés. Recientemente, el Ayuntamiento ha aprobado un proyecto para intervenir en los accesos y zonas adyacentes acogiéndose al programa del 1,5% cultural del Estado.

Hispania Nostra recoge en la lista dos edificaciones militares, muy importantes, que se encuentran en un estado verdaderamente lamentable. Las torres de Lopera y del Águila son dos fortificaciones del siglo XIV que formaron parte de la llamada Banda Morisca. Eran puestos de vigilancia de enorme importancia en su época. Ambas están declaradas Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento. Tristemente, las dos se encuentran desmochadas, abandonadas y en completa ruina. El uso indebido, las incidencias del tiempo y las plantas invasoras contribuyen a agravar este deterioro sin que ninguna administración tome cartas en el asunto.

En la localidad de Benacazón se alza la ermita de Castilleja de Talhara, en el despoblado del mismo nombre. Construida en el siglo XIV, "es una de las iglesias mudéjares de mayor interés en el Aljarafe por sus bellas proporciones. Está construida en ladrillo y tapia, contando con algunos elementos de cerámica vidriada en turquesa y manganeso en las ventanas". Está en estado de abandono, pese a su importancia histórico-artística, sufre de hundimientos en su techumbre y progresiva ruina y abandono, además de expolio y vandalismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios