El tráfico en la autopista vuelve a las cifras de hace quince años

  • La persistencia de la crisis provoca un nuevo retroceso en la utilización de la principal vía entre Cádiz y Sevilla. A pesar del descenso, está entre las carreteras de pago más utilizadas.

Comentarios 12

La utilización de la autopista que une Cádiz y Sevilla mantiene la tendencia a la baja que inició en 2008, coincidiendo con el inicio de la crisis económica y tras alcanzar un ejercicio antes, en 2007, su récord positivo con 25.138 vehículos al día como media. La última estadística manejada por el Ministerio de Fomento, conocida ahora, hace referencia al balance del primer trimestre de este año cuando la circulación cayó hasta los 13.686 vehículos por jornada, lo que supone una pérdida del 45% en apenas seis años.

Hay que tener en cuenta que la media de 2014 se limita por ahora al primer trimestre del año. Habrá que ver, por ello, la evolución del tráfico en lo que queda del año, especialmente en lo que se refiere a los meses de verano cuando sube de forma notable el uso de esta autopista con la llegada de veraneantes, especialmente los fines de semana por parte de vecinos de la provincia de Sevilla. Así en los mejores años de esta vía se han logrado jornadas con más de 30.000 vehículos. Con ello, la cifra final del ejercicio podría experimentar algún incremento pues los datos del primer trimestre son similares, aunque algo más bajos, a los de 2013 e incluso superiores por lo que se refiere al paso de camiones pesados.

En todo caso, la autopista, quemantiene su peaje en el tramo Las Cabezas-Sevilla, coincide con la tendencia que se está produciendo en la mayor parte de las autopistas de pago que funcionan en el país, donde la crisis ha reducido su utilización, con descensos especialmente notables en vías de Madrid y Cataluña donde sí existe una red alternativa más amplia de la que hay entre Cádiz y Sevilla, donde el único paso gratuito es la N-IV, que soporta aún un amplio tramo sin desdoblar y sin obras en este sentido a la vista.

La de Cádiz-Sevilla es la novena autopista de peaje del país en cuanto a ocupación media según datos del primer trimestre del año. Lidera este selecto club, y con notable diferencia respecto al resto, la vía que une Montmeló y El Papiol, en Cataluña. La distancia es corta, apenas 26 kilómetros, pero el uso diario llega a los 97.920 vehículos, de los que más de 20.000 son vehículos pesados, lo que indica el importante papel económico y comercial que tiene esta carretera y su conexión con el resto de Europa. Desde Montmeló a La Junquera, con 33.000 coches/día también hay un porcentaje elevado de vehículos pesados, que suponen el 33% del total.

En cuanto a las autopistas de peaje en Andalucía, supera a la AP-4 la que une Málaga con Guadiaro, con 21.626 coches. La de Cádiz-Sevilla, que se queda en 13.686 de media en el primer trimestre del año, apenas cuantifica 912 vehículos pesados. Las cifras suponen un descenso respecto al mismo trimestre de 2012 de un 2,77%, oscilando entre el 5,82% de descenso en febrero a apenas un 0,44% que bajó en enero. La autopista entre Madrid y Toledo, con 49 kilómetros de extensión, es la de menor uso: apenas 1.085 vehículos/día, de los que 35 son pesados.

La autopista a Cádiz venía creciendo de forma continuada desde 1997. En 2004 las cifras dieron un nuevo tirón tras la eliminación del peaje de Jerez de la Frontera; a partir de 2008 se inicio un descenso que aún se mantiene.

El peaje se mantendrá en vigor, si no hay un nueva prórroga de la concesión que mantiene desde la apertura de la autopista la empresa Aumar, hasta diciembre de 2019. Hoy el precio, para los turismo, se eleva a 7,25 céntimos, coste muy parecido al que había que pagar en agosto de 1997, cuando se mantenía el peaje de Jerez, lo que supone que en los últimos años se han ido recuperando los costes de esta vía para los usuarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios