Sevilla F.c.

En el bombo con los más grandes

  • El Sevilla conoce a las 12:00 a su rival en los cuartos de final de la Liga de Campeones

  • La baja de Banega en la ida, problema que Montella debe ir trabajando

Montella, circunspecto, entre Franco Vázquez, Banega y Pareja. Montella, circunspecto, entre Franco Vázquez, Banega y Pareja.

Montella, circunspecto, entre Franco Vázquez, Banega y Pareja. / juan carlos vázquez

El Sevilla se apresta a disfrutar del camino en la Liga de Campeones sin siquiera mirar el destino final en Kiev el 26 de mayo. No es su objetivo, sino el de los grandes transatlánticos con los cuales coincidirá hoy en el bombo para el sorteo de los cuartos de final del torneo, que se celebrará este mediodía en Nyon, suiza. Hasta la sede de la UEFA se han trasladado Óscar Arias, Jesús Arroyo y Jesús Gómez para representar al club en una instancia en la que no estaba desde hace 60 años, cuando jugó por primera y única vez los cuartos de la Copa de Europa.

El director deportivo, el subdirector general y el director de comunicación presenciarán un sorteo que dirimirá los choques que se disputarán entre los días 3 y 4 de abril (ida) y 10 y 11 de dicho mes. Una cita que llegará entre Semana Santa y Feria y con diez días de antelación respecto a la final de la Copa del Rey, que disputará ante el Barcelona el sábado 21 de abril.

Estar en Nyon en fecha tan avanzada y para tal instancia es ya un motivo de gozo y orgullo en el Sevilla, aunque algunos de sus protagonistas, como Lenglet, ya han indicado que por su cabeza no pasa otra cosa que intentar subir el peldaño de las semifinales. Dependerá en cierta medida del rival que le toque en liza, pues en el bombo está lo más granado del fútbol europeo, de hoy y siempre. Por orden de número de Copas de Europa ganadas, Real Madrid (12), Barcelona (5), Bayern Múnich (5), Liverpool (5), Juventus (2), y Roma y Manchester City, los dos únicos que no la han ganado al igual que el Sevilla.

Barça, Bayern y Madrid son los más fieles a este tramo de competición. Los azulgrana llevan 11 veces seguidas en cuartos, desde la 06-07 (cayó en octavos ante el Liverpool de Rafa Benítez). El Bayern estuvo en nueve de los últimos 11 años. Y el Madrid será la octava vez consecutiva que está en cuartos. Desde la 10-11, cuando rompió el maleficio de octavos, siempre ha llegado al menos a semifinales. Y la Juventus ha sido finalista en dos de las tres últimas temporadas y estará por cuarta vez entre los ocho mejores en esta década. Para el nuevo rico Manchester City será la segunda en tres años. En 2016 fue semifinalista con Pellegrini. Y la Roma ya jugó los cuartos en 2008, tras eliminar al Madrid. Mientras que el Liverpool no estaba entre los ocho mejores de Europa desde 2009.

El Sevilla es la primera vez que holla los cuartos de final de la Liga de Campeones, aunque sí los jugó en 1958, en la entonces denominada Copa de Europa. Cayó ante el poderosísimo Madrid, que jugó aquella edición como vigente campeón, lo que permitió al Sevilla, subcampeón de Liga, estrenarse en el máximo torneo continental. Fue de hecho su primera participación en Europa, antes de jugar la Recopa, la Copa de Ferias, la UEFA y la Liga Europa.

El equipo de Montella no teme ya a estas alturas a ningún rival, aunque lógicamente quiere evitar a los dos españoles, por circunstancias que no hace falta relatar, entre las que está el peso de la rutina competitiva. Todo es ilusión entre los nervionenses y hasta ha pasado a un segundo plano que Banega no podrá jugar la ida de los cuartos por la amarilla que vio a los cinco minutos en Old Trafford. Se trata de una pieza clave del once titular de Montella, que bien hará en ir buscando soluciones para paliar su ausencia. En sus últimas bajas por sanción y lesión (Girona, 1-0, y Las Palmas, 1-2), Pizarro ocupó su plaza. Difícilmente el italiano se saldrá de su esquema para una cita de tal envergadura. La segunda ocasión que se le brinda al Sevilla en 60 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios