sevilla f.c.

Un relevo controlado

  • El Sevilla espera tranquilo que concluya la Liga para anunciar el adiós de Sampaoli, previo pago de su rescisión

  • El partido aplazado retrasa la negociación con el elegido, Berizzo

Jorge Sampaoli, taciturno, durante un entrenamiento del Sevilla, en una de sus últimas apariciones por la ciudad deportiva antes del final de la Liga. Jorge Sampaoli, taciturno, durante un entrenamiento del Sevilla, en una de sus últimas apariciones por la ciudad deportiva antes del final de la Liga.

Jorge Sampaoli, taciturno, durante un entrenamiento del Sevilla, en una de sus últimas apariciones por la ciudad deportiva antes del final de la Liga. / antonio pizarro

El tiempo marca su compás al margen de los ánimos del hombre. En el caso del entrenador del Sevilla, el tiempo ha jugado a favor en un sentido y en contra en otro. A favor por cuanto la AFA precipitó los acontecimientos meses atrás, prácticamente desde que a principios de marzo cayera el Sevilla eliminado en Leicester y ha tenido margen para reaccionar con calma. Y en contra porque hasta que no finalice la Liga no puede haber ningún anuncio oficial de nada, ni siquiera se puede escenificar negociación alguna para la rescisión del contrato del entrenador. Pero en el seno del club nervionense hay una calma absoluta al respecto. Se puede decir que se trata de un relevo controlado con un clarísimo candidato a tomar el testigo, Eduardo Berizzo, que tampoco ha tenido margen de maniobra.

La larga trayectoria del Celta en la Liga Europa, hasta las semifinales, y el partido aplazado de Liga con el Madrid, que se jugó anoche, han impedido al entrenador argentino del equipo vigués desviar un ápice su atención de la actualidad deportiva, pese a que en la Liga ya nada tenía en juego tiempo atrás. La semana que viene será decisiva para que Berizzo acepte la propuesta del Sevilla, que ha lo ha fijado como el técnico ideal para dar el siguiente paso en el crecimiento del club en la Liga de Campeones. En Nervión incluso hay confianza en su mano en las eliminatorias, de cara al play off de la Champions, cuyo sorteo es el próximo 4 de agosto. Y esa confianza, pese a que lleva tres semifinales perdidas en un año, las de Copa ante Sevilla y Alavés y las de Liga Europa ante el Manchester United, está fundamentada en sus éxitos, en un año prácticamente, ante dos gigantes como el Atlético de Madrid y el Real Madrid en la Copa del Rey.

El argentino ha expuesto públicamente que se debe al Celta y que como tal escuchará primero su oferta de renovación. Pero su discurso responde a su talante diplomático más que a la realidad de que ha tocado techo en Balaídos, después de tres temporadas, y entiende que el Sevilla se le presenta como el club ideal para dar el siguiente paso en la Liga española. Ahí se cruzan los caminos de club y técnico en perfecta sincronía, de ahí que sea la destacadísima primera opción por delante de otros nombres como Mauricio Pellegrino o Xavi Gracia. Sólo falta llegar a un acuerdo económico y por años. El Sevilla, siguiendo su tónica habitual, no le ofrecerá un contrato largo. La evidencia de que los dos años firmados con Sampaoli han quedado en papel mojado puede servir como prueba de que este extremo es menos trascendente que el proyecto deportivo.

En cuanto a Sampaoli, la tranquilidad respecto a su salida es absoluta. José Castro cuenta con varios ases en la manga. En primer lugar, su íntima amistad con el vicepresidente de la AFA, Daniel Angelici, ha abierto un canal subterráneo de confiencialidad por el que las intenciones de la federación argentina llegan directamente al Sevilla. No hay vuelta atrás en la elección de Sampaoli. Asimismo, la AFA sabe que el presidente blanquirrojo no se va a mover ni un milímetro de los 1,5 millones de la cláusula de rescisión fijada a partir de junio. Bastante hace el Sevilla con facilitar la salida en pleno mes de mayo... aunque con la Liga terminada sería caprichoso pedir los 8 millones de euros que cuesta la rescisión hasta junio. Y en segundo lugar, el Sevilla aún debe pagar importantes cantidades a Sampaoli del montante de su ficha anual y de las suculentas primas por ser cuarto y por la clasificacion a octavos de la Champions. Y éste es un importante as para negociar.

Castro se refirió la noche del martes en la inauguración de la Peña Sevillista del Parque Amate al asunto. "He escuchado que el sábado ya no estará nuestro entrenador, por supuesto que estará porque es un profesional y tiene que estar al frente del Sevilla hasta que acabe la temporada". El domingo, Sampaoli ya será pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios