Desarticulado un grupo de atracadores en Valencia

  • Se trata de un grupo organizado formado por cinco personas a las que se les acusa de las sustracciones llevadas a cabo en, al menos, viente viviendas.

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado un grupo organizado, formado por cinco personas, que presuntamente se dedicaba a los robos con fuerza en domicilios por el procedimiento de la fractura de la cerradura y a los que se les considera presuntos autores de sustracciones en, al menos, 20 viviendas de la provincia de Valencia, según ha explicado el inspector jefe de la Unidad de la Fuerza Especializada y Violenta de la Brigada Provincial de la Jefatura Provincial de Policía de Valencia en una rueda de prensa.

Así, tras la detención de los miembros de la banda --una mujer de 39 años y cuatro hombres de entre 33 y 38-- los agentes realizaron tres registros domiciliarios en Valencia y en Mislata, en los que han intervenido, entre otras cosas, cerca de 350 piezas de joyería, muchas de las cuales ya han sido devueltas a sus propietarios.

A principios de junio, los policías conocieron que se habían efectuado diversos robos mediante la técnica del bombillo en Valencia capital y otros municipios de la provincia como Foios y Aldaia. Este sistema consiste en quitar el embellecedor de la cerradura para, después, fracturarla con una llave inglesa, lo que les permite entrar sin el menor ruido en el domicilio.

Tras realizar diversas investigaciones, con vigilancia y seguimientos, los agentes detectaron a los integrantes del grupo, sus identidades y los domicilios que frecuentaban, lo que les permitió realizar los registros, en los que incautaron, además de las joyas, de 18 teléfonos móviles, cinco ordenadores portátiles, un disco duro, dos GPS, dos consolas, una televisión de plasma y diez cámaras de foto y vídeo. Los policías también se incautaron de una báscula de precisión, numerosas prendas de ropa (como un abrigo de visón y una cazadora de piel) herramientas, 79 billetes de diverso valor y nacionalidad, varias gafas de sol, perfumes y varias llaves de coche. En los domicilios se localizaron cerraduras con las que, supuestamente, ensayaban sus acciones.

El modus operandi del grupo consistía en que dos personas accedían al interior de la finca, una vez se había seleccionado el inmueble, mientras que uno o varios de los miembros se quedaba fuera vigilando. Una vez habían efectuado el robo, salían y se dispersaban. Los presuntos autores aprovechaban las horas de mediodía cuando la gente está trabajando, y las mañanas, cuando las personas se iban a hacer la compra. Evitaban siempre que hubiese gente dentro de las viviendas.

Hurtos en grandes superficies

Aparte de los robos en los domicilios presuntamente también se dedicaban al hurto en grandes superficies de donde sustraían objetos de telefonía o electrodomésticos, que han sido igualmente recuperados. En este caso, los presuntos autores, utilizaban bolsos preparados para eludir los controles en las salidas de los establecimientos. Durante las investigaciones, los policías averiguaron que este grupo que actuaba en Valencia, podría estar relacionado y permanentemente en contacto con otros grupos de similares características que actuaban en otras provincias españolas.

De las cinco detenidos, todos ellos de origen georgiano, los tres más importantes han ingresado en prisión. A los miembros de la banda se les considera presuntos autores de los robos con fuerza, y, además, a uno de ellos se le considera el presunto autor de los delitos de receptación, falsificación documental y hurto.

Consejos para evitar hurtos

Para evitar ser víctima de estos delitos, el inspector jefe de la Unidad de la Fuerza Especializada y Violenta de la Brigada Provincial de la Jefatura Provincial de Policía de Valencia ha recomendado que en las puertas "no asome demasiado el bombín de la cerradura, para que no puedan ejercer presión". Así, ha señalado que hay puertas blindadas "en las que apenas asoma el bombín".

En cuanto a los consejos antes de abandonar el domicilio para las vacaciones, ha explicado que no hay que dar apariencia de que uno se ha marchado de casa; las persianas no tienen que estar cerradas completamente; hay que pedir a algún vecino de confianza que retire la correspondencia del buzón; y en el caso de las viviendas de los primeros pisos o de los últimos, es necesario instalar rejas. También es aconsejable, no dejar las ventanas abiertas; no abrir a nadie que sea ajeno a la finca; y que si los vecinos notan cualquier ruido o la presencia de personas extrañas por los alrededores de la vivienda, que avisen a la Policía.

Del mismo modo, ha recordado que la gente que se dedica a cometer hechos delictivos siempre está pendiente de todo el mundo, y muchos de ellos se dedican al descuido. Por tanto, ah hecho hincapié en que hay que tener siempre el bolso cerrado y a mano y no dejarlo nunca encima de algún sitio. Tampoco se debe demostrar cuando se lleva mucho dinero, ni mostrar cosas de valor, para evitar que la gente se fije, ha apuntado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios