Imputada la ex consejera de Medio Ambiente por el incendio de Guadalajara

  • En el siniestro, ocurrido en julio de 2005, fallecieron 11 personas y se quemaron 13.000 hectáreas.

La juez instructora del incendio en la provincia de Guadalajara en el que murieron once personas y ardieron cerca de 13.000 hectáreas en julio de 2005 ha notificado la imputación de la entonces consejera de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, Rosario Arévalo, quien dimitió días después del suceso.

Según una providencia del juzgado de instrucción de Sigüenza, la ex consejera de Medio Ambiente ha sido llamada a declarar el 30 de junio como imputada por unos hechos presuntamente constitutivos de un delito de incendio forestal por imprudencia grave.

Arévalo es la vigésimo octava persona imputada por la juez instructora, María del Mar Lorenzo, ante quien ya han declarado las otras veintisiete, entre ellas, como más alto cargo político hasta el momento, el delegado provincial de Medio Ambiente, Sergio David González.

Para la imputación de Arévalo la juez ha tenido que esperar a que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla-La Mancha resolviera sobre la posibilidad de su condición de aforada como miembro del Gobierno regional, de la cual determinó que no goza el pasado 9 de mayo, y devolvió la causa al juzgado de Sigüenza.

"De las numerosas diligencias de investigación practicadas en el presente procedimiento se desprende que existen indicios racionales para su imputación", señala la juez en la providencia, fechada el 2 de junio y notificada hoy a las partes.

La juez ha apreciado "carencias importantes en cuanto al control del uso de las barbacoas, su vigilancia, la ausencia de medidas específicas y adecuadas, la defectuosa ejecución y control del Plan de Emergencias de incendios forestales de Castilla-La Mancha (y) defectos en la formación y en la actividad de extinción".

Arévalo, quien tras su dimisión el 21 de julio de 2005 como titular de la Consejería ha ejercido en la Empresa Nacional del Uranio (Enusa), ha declinado esta tarde hacer declaraciones.

El abogado de ocho de las familias de las once víctimas mortales, Miguel Solano, ha dicho que la imputación de Arévalo "supone un importantísimo logro para que el proceso siga adelante".

El 16 de julio se cumplirán tres años del incendio originado en una barbacoa del paraje Cueva de los Casares del parque natural del Alto Tajo, en el municipio de Riba de Saelices. Al día siguiente murieron once de los doce componentes de un retén de extinción procedente de Cogolludo. Ardieron 12.784 hectáreas de las tierras del antiguo Ducado de Medinaceli en los cinco días en que se mantuvo activo el fuego.

Los siete excursionistas que hicieron aquella barbacoa son algunos de los imputados en el caso que ya han declarado ante la juez, junto a, entre otros, el que era director del parque natural, Rafael Ruiz; el alcalde de Riba, José Luis Samper, o responsables de las empresas Tragsa y Spa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios