Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Política Agrícola común

COAG-Andalucía cree que aún es posible mejorar el presupuesto de la PAC 2021-2027

  • Los técnicos ven difícil que se mejore la dotación económica y consideran viable que haya planes estratégicos autonómicos. Advierten que sin ayudas la población abandonará el campo.

Miguel López se dirige al auditorio. Miguel López se dirige al auditorio.

Miguel López se dirige al auditorio.

“No estamos dispuestos a perder ni un céntimo, tenemos que movernos porque nos van a machacar”. Así de rotundo fue el secretario general de COAG-Andalucía, Miguel López Sierra, cuando se dirigió al auditorio que participó en las jornadas sobre la PAC convocadas por la organización agraria la pasada semana en Sevilla y a la que acudieron agricultores y ganaderos de toda Andalucía.

Con el estilo coloquial y directo que le caracteriza, López Sierra, se refirió al marco de la Política Agrícola Comunitaria 2020-2027 negando la mayor: “Se puede cambiar el presupuesto, porque se pueden cambiar las ayudas asociadas y el ministro lo sabe”. COAG reiteró que Andalucía pierde con esta PAC más de 1.000 millones de euros debido, en su opinión, a la aplicación que el Ministerio de Agricultura hizo de las medidas impuestas por Bruselas.

Miguel López explicó que el ajuste financiero del 8,64%, impuesto por Bruselas y aplicado de forma lineal por Madrid, supuso unas pérdidas para Andalucía de 260 millones de euros, con recortes a más de 200.000 perceptores de menos de 5.000 euros, que antes estaban exentos, mientras los grandes perceptores de ayudas, los que reciben más de 300.000 euros, se han visto beneficiados, pues antes se les aplicaba una modulación del 14% y ahora tendrán un recorte del 8,64%.

“No estamos dispuestos a perder ni un céntimo"

Por todo ello, y de cara al marco que ahora se debate, el responsable regional de COAG dijo que “no estamos dispuestos a perder ni un céntimo y creo que el Presupuesto sí puede moverse”. La clave para ello, según López Sierra, es que en el debate se usa un elemento erróneo: el valor del derecho. Agregó que Francia e Italia también piden un aumento de los fondos que la UE va a destinar a las políticas agrícolas y abogó por un modelo social y profesional.

Rafael Peral

Similares fueron las tesis que defendió el secretario general de Agricultura y Alimentación, Rafael Peral, durante su intervención las jornadas. Se mostró firme al señalar que “Andalucía debe mantener su peso presupuestario en la próxima PAC, ya que en la anterior PAC, Andalucía se vio perjudicada”.

Para ello marcó dos frentes de batalla, el comunitario en el que, dijo, que España debe luchar para no perder fondos, y el nacional, “pues vamos a dejar claro al Ministerio que en Andalucía no vamos a permitir que haya trasvase de fondos hacia otras comunidades autónomas. Vamos a reivindicar nuestro peso a nivel nacional”, aseveró.

José Antonio Gómez-Limón

Más difícil ve la cuestión presupuestaria el catedrático de Economía Financiera de la Universidad de Córdoba, José Antonio Gómez-Limón, quien presentó una ponencia bajo el título “Las propuestas legislativas de la PAC 2021-2027 y su aplicación en España”.

Gómez-Limón advierte que ahora el debate no está ya en la cuantía de los fondos y señala que lo que se puede hacer es priorizar los objetivos, pues Bruselas fijará unos objetivos comunes que cada país debe conseguir implementando sus propias políticas, todo ello en aplicación del principio de subsidiareidad por el que apuesta la Comisión.

En esa fase entra en juego el plan estratégico que elabore cada país miembro. Sobre ello el catedrático explicó que es competencia nacional y que el Gobierno central cuenta con el respaldo de sentencias del Tribunal Constitucional que le amparan si decidiera elaborar un único plan estratégico.

"Creo que el Gobierno se va a decidir por esa planificación autonómica y eso a Andalucía le conviene”

No obstante, a su juicio, “es fácil conseguir un plan estratégico para cada comunidad autónoma, creo que el Gobierno se va a decidir por esa planificación autonómica y eso a Andalucía le conviene”.

Agregó que en la comunidad autónoma andaluza los pagos directos son más altos y explicó que eso se debe “a que somos más productivos, porque trabajamos más y porque hemos invertido más en el campo”.

El caso del algodón

Al final de su intervención, Gómez-Limón se refirió de forma específica al algodón y señaló que el pago específico por hectárea se mantiene por imposición legal , como consecuencia del Tratado de adhesión de Grecia. Dijo que la superficie básica de España se mantiene en 48.000 hectáreas y el rendimiento teórico en 3,2 toneladas por hectárea.

Agregó que el importe de referencia del pago específico baja un 3,90%, al pasar de una ayuda de 362,15 euros por tonelada a 348,03 euros por tonelada. Y el pago específico por hectárea, por tanto, disminuirá en un 3,90%, pasando de 1.158,90 euros por hectárea a 1.113,70 euros por hectárea.

Concepción Cobo

En ese aspecto incidió durante su participación en las jornadas la secretaria general de Fondos Europeos Agrarios del Gobierno andaluz, Concepción Cobo, quien ofreció una conferencia con un “Análisis de la PAC 2014-2018 y su impacto en Andalucía”. “La agricultura andaluza es competitiva y generadora de empleo”, subrayó Cobo, quien también abogó por luchar “para que no haya recortes a nivel europeo y para que el recorte en España no se haga con perjuicio para Andalucía”.

"No hay nada más injusto que tratar a todos por igual y eso es lo que quiere Europa"

Sobre el criterio de euro por hectárea para la distribución de las ayudas, la secretaria general recalcó que “no todas las hectáreas son iguales y no hay nada más injusto que tratar a todos por igual y eso es lo que quiere Europa, mientras en Andalucía tenemos menos derechos, pero somos más productivos”.

La propuesta de la CE para la PAC 2020-2027 significa un recorte del 16% al pasar de 384.466 millones de euros a 324.284 millones. Según los datos de la directora general, coincidentes con los expuestos por el catedrático, el recorte en el Feaga del que se obtienen las ayudas directas será del 12% y del 26% en el Feader, el responsable de la dotación los programas de desarrollo rural.

A la vista de estos datos, Cobo indicó que el recorte presupuestario “no es coherente con el objetivo de la Comisión de compensar la brecha de renta”. “Pretende que se asuma el peso de la adaptación al cambio climático, objetivos ambientales y de desarrollo sostenible, reduciendo el presupuesto”, dijo.

Un momento de la jornada organizada por COAG Andalucía. Un momento de la jornada organizada por COAG Andalucía.

Un momento de la jornada organizada por COAG Andalucía.

Añadió que en Andalucía la agricultura y la ganadería generan empleo directo, indirecto, valor añadido, riqueza y fijan la población al territorio y que en la comunidad autónoma hay una enorme diversidad “y no se puede aplicar la política que pretende Europa”.

Concepción Cobo defendió que el empleo agrario en Andalucía dobla a la media nacional y explicó que las ayudas a la renta agraria en nuestra región están por debajo de la media nacional pues en Andalucía suponen un 20% de la renta mientras que la media nacional está en el 30%. “O cuidamos que no se rebajen los apoyos públicos o veremos como la población abandona el medio rural”, aseveró.

El greening y el capping

La sesión de trabajo fue intensa y se abordaron en profundidad múltiples cuestiones como el greening y su desaparición, el cambio de la figura de agricultor activo por agricultor genuino o el capping, una medida que en España será testimonial ya que afectaría sólo al 1% de los beneficiarios de las ayudas, en buena medida porque se tiene en cuenta el empleo de la explotación y en Andalucía es elevado.

La jornada se completó con dos mesas redondas, la primera sobre “La importancia del empleo agroalimentario en Andalucía”, con la participación del secretario general de Empleo, Manuel Caballero; el secretario de Organización de CC.OO. Andalucía, José Blanco, y el secretario de FICA Sevilla (UGT).

La segunda mesa dio cabida en las jornadas a los partidos políticos, con representantes de los cinco grupos parlamentarios, que debatieron sobre “Un planteamiento político andaluz ante la nueva PAC”.

Sánchez Haro

El consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez Haro, fue el encargado de cerrar las jornadas, momento que aprovechó para dejar claro que, a su parecer, la estructura de la PAC debe seguir dividida en dos pilares y garantizar, “por encima de todo”, la renta de los agricultores y ganaderos y, con ello, la viabilidad económica de las explotaciones agrarias y el futuro de la agroindustria.

"Ha de mantenerse como el núcleo de la Política Agrícola Común, porque son unos pagos indispensables”

Indicó que el primer pilar debe estar acompañado de un segundo orientado a la diversificación económica mediante el enfoque Leader que, explicó, ha de mantenerse como el núcleo de la Política Agrícola Común, porque son unos pagos “indispensables” y, como tales, “tienen que ser financiados al 100% por la Unión Europea (UE)”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios