Entrevista al presidente de Oleícola Baeza SCA

Román León: “La diversificación es fundamental para una cooperativa aceitera como la nuestra”

  • Innova sacando al mercado una línea de chocolates fabricados con aceite de oliva virgen extra y prepara otra de cosmética

Román León ante la cartelería de la nueva línea de aceites, que con su nombre rinde un homenaje a la ciudad de Baeza. Román León ante la cartelería de la nueva línea de aceites, que con su nombre rinde un homenaje a la ciudad de Baeza.

Román León ante la cartelería de la nueva línea de aceites, que con su nombre rinde un homenaje a la ciudad de Baeza.

La cooperativa ha apostado por la diversificación y si lo más llamativo es su incursión en nuevos segmentos de mercado, como el del chocolate o la cosmética, la base de la actividad es, sin duda, la producción aceitera, donde también han abierto una nueva línea con un aceite de oliva virgen extra temprano, a partir de la recolección de octubre.

–Han dado un giro a su oferta sacando una gama de chocolates, ¿cómo surge la idea?

–Queríamos poner un nuevo producto a la venta que llevara como materia prima nuestro AOVE. Entendemos que la diversificación es fundamental para una cooperativa como la nuestra. Por eso apostamos, para esta nueva campaña, por presentar algunas novedades que consideramos muy interesantes, como el chocolate, o como la más importante para nosotros, el AOVE Temprano producido en el mes de octubre. Y más adelante comercializaremos también mermeladas y productos para cosmética.

Chocolate con aceite de oliva virgen extra Campos de Biatia Chocolate con aceite de oliva virgen extra Campos de Biatia

Chocolate con aceite de oliva virgen extra Campos de Biatia

–¿Qué producción van a sacar y qué facturación esperan de ella?

–En este momento el objetivo no es la producción ni la facturación, sino dar a conocer este chocolate y este AOVE Temprano y adaptarnos a los mercados, a las nuevas demandas de los consumidores. Lo importante para nosotros es ver qué aceptación tiene tanto el chocolate como el aceite virgen extra de octubre y, a partir de ahí, estableceremos una hoja de ruta para campañas futuras.

"Lo más importante para nosotros es el AOVE temprano producido en el mes de octubre”

–¿Por qué chocolates?

–Porque entendimos desde el principio que se trata de un producto en el que se puede utilizar nuestro AOVE y gusta al consumidor. Es una manera muy interesante de introducir el aceite de oliva virgen extra en los hogares, porque realmente, ¿a quién no le gusta el chocolate? Esa es la pregunta que nos hicimos en el momento en el que quisimos dar un paso más en la diversificación. Y la respuesta fue, a todo el mundo. Pero eso no quita que nos quedemos ahí. Como he comentado antes, seguiremos dando pasos hacia el futuro y comercializaremos, en breve, mermeladas y cosméticos. Son productos naturales, con una base de AOVE sana y saludable, que tienen una gran aceptación.

Mirando al futuro

–También han modernizado su web, ¿creen que la venta on line es el futuro?

–En nuestra cooperativa siempre hemos tenido muy claro que las nuevas tecnologías son el futuro. Por eso decidimos dar un paso más en esa línea, que teníamos algo abandonada. Nos dimos cuenta de que la página web estaba obsoleta, que no servía para nuestros intereses. También nos percatamos de la importancia de tener presencia y ser visibles en las redes sociales, porque hoy en día los canales de comunicación han cambiado y nosotros teníamos que adaptarnos a la realidad. Cierto es que llevamos poco tiempo con la tienda online funcionando y con nuestros perfiles en twitter y facebook, pero estamos teniendo unos resultados muy positivos.

–Han renovado sus instalaciones ¿qué inversión han hecho y en qué ha consistido?

–Hemos mejorado prácticamente todo el patio. Como decidimos apostar por la producción de cosecha temprana, hemos tenido que invertir para modificar las instalaciones. Por eso hemos puesto un sistema de alimentación de molinos automático; una línea de molturación para el AOVE temprano y una línea de envasado nueva, que está pendiente de instalación, así como la puesta en marcha de una tienda, que verá la luz a corto plazo. Todas son inversiones importantes, pero muy necesarias para afrontar el futuro con ilusión y con garantías de éxito en nuestra apuesta por la diversificación.

–A todo estoy hay que sumar su producción tradicional ¿no?

–Como he dicho con anterioridad, no nos queremos quedar en el chocolate, por eso, en breve, comenzaremos a comercializar mermeladas y cosméticos fabricados con nuestro aceite de oliva virgen extra. Y, por supuesto, en noviembre seguiremos con la producción de calidad. Ya no paramos la cooperativa hasta concluir la campaña.

"Estamos preparando nuestro XXV aniversario para que sea una fiesta del aceite de oliva virgen extra”

–Han celebrado su XX aniversario, ¿Qué significa para ustedes?

–Superar ya la veintena de años para una cooperativa como la nuestra, ubicada en Baeza, ciudad Patrimonio de la Humanidad, y que vive del aceite de oliva, es una enorme satisfacción. Y para mi, como presidente, es una alegría poder comprobar cómo ha ido creciendo la cooperativa desde su constitución, hace 23 años, tanto en número de socios como en mejora de las instalaciones y en producción. Además, tengo que adelantar que nos encontramos inmersos ya en los preparativos del 25 aniversario, que se cumplirá en el año 2021. Queremos que sea una auténtica fiesta del aceite de oliva virgen extra.

Nueva marca con mucha historia

–Han sacado la marca Campos de Biatia, ¿cómo ha sido acogida?

–Se trata de la hermana menor de nuestra marca fundadora, Campos de Baeza, y actualmente está teniendo una gran aceptación por los consumidores. La idea de adoptar la marca Campos de Biatia como imagen ha sido fruto de una decidida apuesta por el futuro, pero con toques históricos, de recuerdo del pasado, conjugando el presente con nuestros orígenes como ciudad. Baeza fue fundada en época romana, por Vespasiano, con el nombre de Biatia. Y nosotros hemos querido rendir tributo a ese importante pasado en el que la ciudad jugó un papel muy importante como municipio Flavio, un alto rango administrativo, y como capitalidad de la comarca, recogiendo el testigo de Cástulo (Linares).

–¿Qué otras novedades tiene en su línea de aceites?

–Nuestro objetivo es continuar potenciando nuestros aceites tempranos con distintas variedades de aceituna. En principio vamos a producir 4.000 kilos de aceite en el mes de octubre, de la variedad Picual. Pero no descartamos, si tiene la aceptación que todos esperamos, ir aumentando progresivamente las variedades de esta producción. Creemos que la diversificación y la apuesta por la calidad son el futuro y vamos a seguir en esa línea.

–¿Qué es lo que más valoran sus socios del servicio que les presta la cooperativa?

–Creo que, sobre todo, lo que más valoran nuestros socios es la transparencia con la que trabaja la junta rectora. Todo se expone en la asamblea y todos los socios son conocedores de cualquier acción que vayamos a emprender. Tienen toda la información. Además, creo que valoran mucho la calidad de nuestras producciones, así como los servicios externos de suministros que prestamos, como gasóleos, retirada de los restos de la poda del olivo, hueso para calefacción, etc. Me gusta pensar que formamos una gran familia.

El presidente de la cooperativa entre los olivos. El presidente de la cooperativa entre los olivos.

El presidente de la cooperativa entre los olivos.

–¿Cuántos socios tienen y qué producción comercializan?

–Somos una cooperativa pequeña, formada por cerca de 430 socios, agricultores y agricultoras de la comarca. En cuanto a la producción, ahora mismo tenemos cerca de 180.000 kilos de aceite y los graneles los comercializamos a través del Grupo de Interóleo, del que formamos parte como socios.

–¿Su objetivo?

–Quiero resaltar que el objetivo de la cooperativa es seguir creciendo para ir adaptándonos a las necesidades del mercado con unos productos naturales, saludables y enfocados hacia los gustos de los consumidores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios