Aljarafe

El IES Tartessos, de Camas, da protagonismo a sus alumnos en la prevención del acoso

  • Se ha convertido en el primer centro público de Sevilla que aplica el sistema de Tutoría Entre Iguales (TEI), considerado uno de los más efectivos

  • El objetivo es que cada estudiante se convierta en orientador de otro, tras formales previamente en escucha activa y resolución de conflictos 

Una de las sesiones formativas que se están desarrollando en el centro, como primer paso para aplicar el programa TEI. Una de las sesiones formativas que se están desarrollando en el centro, como primer paso para aplicar el programa TEI.

Una de las sesiones formativas que se están desarrollando en el centro, como primer paso para aplicar el programa TEI. / Juan Carlos Vázquez

El Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Tartessos, de Camas, uno de los mayores de su zona con más de 900 alumnos matriculados, se ha convertido en el primer centro público de Sevilla en empezar a aplicar uno de los programas para prevenir y actuar ante la violencia y el acoso escolar (bullying y ciberbullying) considerados más efectivos, a tenor de la experiencia y los resultados en más de una veintena de centros del Norte y el Levante del país. Se trata de la Tutoría Entre Iguales (TEI), ideado por Andrés González Bellido, profesor y catedrático de Orientación Educativa.

Según un estudio realizado por expertos de las universidades de Alicante y la Politécnica de Cataluña y publicado por una de las revistas de referencia en materia de psicología social, la International Journal of Environmental Research and Publica Health, donde se ha mantenido (el 98% de los centros en los que se inició) los casos de acoso verbal han disminuido en casi un 29% y las agresiones físicas, en un 52,1%. Por el contrario, conductas sociales como la cooperación entre estudiantes o la comunicación entre familias y el entorno, se han incrementado en un 28,2% y un 12,6%, respectivamente.

Según explica la directora del IES Tartessos, Inmaculada Moreno, la iniciativa se toma no porque haya muchos casos de acoso escolar, un problema de convivencia o que la percepción en el centro no sea buena. Hace dos años, en una evaluación, esa convivencia recibió una puntuación media de más de un seis sobre diez, recuerda. Pero siempre es mejorable, sin olvidar un contexto social que hace que, en todos los centros, la prevención de esas conductas sea determinante. También había conciencia y motivación por parte del profesorado, que ha estado formándose previamente.

La clave del programa TEI, a diferencia de otros, es que implica prácticamente al 100% de la comunidad educativa. Porque son los alumnos mayores los que se convierten en “tutores emocionales” de sus compañeros dos años menores. Así y aplicando distintos criterios y con alumnos voluntarios, se empareja a los de tercero de la ESO con los de primero. Cada niño tiene su tutor, en lo que se va convirtiendo en una cadena.

El IES Tartessos, de Camas. El IES Tartessos, de Camas.

El IES Tartessos, de Camas. / Juan Carlos Vázquez

Ahora se ha iniciado la formación de los mayores, que durará unos meses, en aspectos como la escucha activa, la atención o la resolución de conflictos, con la ayuda de dos orientadores y buena acogida por parte de los alumnos, especialmente motivados con la idea de que van a participar en algo importante, que puede ayudar a los demás y van a contar con el respaldo de su profesorado. De hecho, aunque se ha empezado con voluntarios, la respuesta ha sido muy alta.

La idea es que el alumno tutelado, ante cualquier problema, por pequeño que sea, tenga como referencia a ese otro chico, su tutor, como un amigo mayor, al que se le han dado herramientas para escuchar y aconsejar y que también está pendiente de su tutelado. Cuando ese primer escalón del tutor no funciona es cuando interviene el profesor.

Aunque se ha empezado con los alumnos de tercero y primero, la idea es que en dos años el programa se extienda a todas las clases, con la implicación de la mayoría del alumnado del Tartessos.

Para implantar el programa, las clases de primero de ESO, que estaban en otro edificio, se han trasladado junto a las de tercero

Según Bellido, el hecho de que se le dé protagonismo y responsabilidad a los estudiantes hace que se logre un nivel de motivación e implicación muy grande, que tienen que ver con el éxito del programa TEI, que en Andalucía se ha implantado ya en centros de Jerez, El Puerto de Santa María o Cádiz. También en Málaga y en algún concertado de Sevilla. Más allá de prevenir el acoso, ayuda a desarrollar el concepto de identidad y pertenencia, algo importante en un centro grande, como este de Camas, donde los alumnos proceden de barrios muy distintos.

La puesta en marcha del programa TEI en el IES Tartessos ha requerido de un importante esfuerzo, porque incluso ha habido que modificar la disposición de las aulas. Las clases de tercero y las de primero se han ubicado unas enfrente de otras. Antes, los recién llegados estaban en otro edificio y se han trasladado al principal. También se ha informado al Consejo Escolar y ha habido reuniones con las familias, para implicarlas.

El profesorado está convencido de que trabajar de esa forma y en esas conductas empáticas tendrá también, a largo plazo, reflejo en otros ámbitos más allá de las paredes de un centro que, el pasado verano, fue noticia por los robos que sufrió y los actos vandálicos, lo que se une a sus problemas de infraestructuras, pero que va a convertirse en pionero en Sevilla en algo tal vez mucho más importante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios