María Eugenia Moreno | Nueva alcaldesa de Huévar del Aljarafe "Tuve que sacar 500 euros de mi cuenta para arrancar el primer día"

  • La nueva regidora del PP asegura que la deuda del Ayuntamiento con Hacienda y la Seguridad Social roza los 18 millones euros

  • El lunes, tras la investidura, no había dinero para combustible de vehículos y herramientas 

  • Va a encargar una auditoría sobre las cuentas del municipio, de 3.000 habitantes

La nueva alcaldesa de Huévar, María Eugenia Moreno (PP), en el Ayuntamiento. La nueva alcaldesa de Huévar, María Eugenia Moreno (PP), en el Ayuntamiento.

La nueva alcaldesa de Huévar, María Eugenia Moreno (PP), en el Ayuntamiento. / D. S.

El que María Eugenia Moreno (PP), edil y candidata desde 2007, se convirtiera, por 16 votos, en alcaldesa de Huévar fue una de las novedades de las elecciones municipales en la provincia. La localidad ha superado ahora los 3.000 vecinos y destacó en los años del boom urbanístico por el aterrizaje de grandes proyectos empresariales. También por el pinchazo posterior. Es uno de los ayuntamientos que aún tienen que afrontar una grave deuda.

–¿Cuál ha sido la clave del cambio de gobierno en Huévar?

–Noté que estaba cerca en la campaña, aunque venimos de 36 años de mayoría absoluta y el poder es el poder. Siempre he tenido trato directo con el 90% de mis vecinos, pero cuando ibas a ofrecer política la gente se escondía. Esta vez fue diferente, en el puerta a puerta nos atendían. Al abrir las urnas de las europeas, el PSOE arrasó. En las locales, empezamos a empatar o quedar por arriba. Al tomar posesión hice hincapié en que se deje de etiquetar a Huévar, que no es de izquierdas ni de derechas, sino de los ciudadanos, que han decidido que haya un cambio.

–El Ayuntamiento ya arrastraba deuda. Pero parece que el ERE de 2018 ha sido determinante.

–Ha tenido bastante que ver. No se hizo bien: hay servicios que no se han cubierto, como limpieza o la guardería, en la que en los últimos días hubo que reubicar a una persona para que ayudara a dar de comer a los niños. Son medidas en contra de los trabajadores que han sufrido impagos y no se han tomado otras, como contención de gasto.

–¿La dependencia de muchas personas de esos contratos ha ayudado a sostener al gobierno?

–Han utilizado una política clientelar, porque no ha habido oferta pública de empleo, ni selección. Me he encontrado varias cosas que voy a elevar a la asesoría jurídica. Por ejemplo, me vino una chica que entró a la vez que un hermano de la anterior alcaldesa y la madre de otro concejal, que han seguido con un tipo contrato en fraude de ley... En un ERE no puedes hacer este tipo de cosas, agarrado a la Ley de Dependencia y a la producción. Que esto lo hagan en pleno ERE y al tiempo de salir, dice mucho.

"Lo que debe primar es sacar adelante a Huévar y en eso no deberíamos chocar ni con el PSOE”

–¿Qué números tiene de la deuda tras llegar a la Alcaldía?

–El lunes, tras la investidura, tuve que bajar al cajero y sacar dinero de mi cuenta para que el Ayuntamiento pudiera arrancar: 500 euros para poner a funcionar los vehículos municipales que estaban sin combustible, la barredora y comenzar a poner en marcha la limpieza de la piscina. Después, sí pude negociar con la gasolinera. La segunda cosa urgente fue que tenía una lista de preseleccionados para socorrista y campus de verano pero la piscina estaba abandonada. Pedí colaboración a los trabajadores y gracias a la labor que han hecho, se pudo abrir. Son sólo dos fotografías. En cuanto a la deuda, es cercana a los 18 millones de Seguridad Social y Hacienda y hay facturas impagadas por casi 400.000 euros. En luz son 30.000; a la Mancomunidad del Aljarafe, casi 150.000; en productos químicos y análisis de la piscina, casi 16.000 euros. No voy a decir que salí llorando, sabía lo que iba a encontrar. Estamos intentando cerrar números para contratar una auditoría. Tengo que saber dónde ha ido el dinero. No quiere decir que alguien se lo haya llevado. Otro ejemplo: en la piscina cubierta de Pilas, el Ayuntamiento alquila dos calles, se le debe 2.500 euros, pero hay un pago a una monitora. Alguien me tiene que dar luz. El PSOE no me ha explicado nada, no ha habido traspaso de poderes.

María Eugenia Moreno, en en el despacho de la Alcaldía. María Eugenia Moreno, en en el despacho de la Alcaldía.

María Eugenia Moreno, en en el despacho de la Alcaldía. / D. S.

–¿Con qué ingresos cuenta?

–Nos llega una parte de los ingresos de la Patrica (tributos de la Junta), pero la PIE (del Estado) está totalmente embargada. En proporción, Huévar es de los ayuntamientos más endeudados del país. Cuando tenga una fotografía casi real, tendré que empezar a llamar a puertas para afrontar esa la losa, que hace que perdamos cada mes más de 50.000 euros de la PIE.

–¿Qué va a hacer para equilibrar las cuentas? ¿Qué decisiones va a tomar?

–Necesito la fotografía real. Hay muchos gastos que a lo mejor se pueden contener. Lo siguiente es negociar con inversores que están viniendo al Ayuntamiento, como un proyecto ambicioso que ya me presentaron en la Diputación y que, de llevarse a cabo, podría necesitar hasta un millar de personas para la construcción. Hay que contar también lo bueno. Huévar tiene potencial por su situación estratégica. Una cosa que nos tiene estrangulados es el POI (Plan de Ordenación Interterritorial) entre Huévar y Benacazón. Habrá que hablar con la Junta y con ese ayuntamiento para buscarle solución.

"Hay que hacer una reestructuración de la plantilla, para reforzar algunas áreas en las que falta personal”

–¿Habrá más problemas con el pago de las nóminas?

–Fue la primera pregunta que le hice a la interventora. En principio hasta final de año, no. Aunque están viendo sentencias. El 18 ya tenía una de más de 300.000 euros que se está intentando negociar, para fraccionarla, por la tasa de recalificación de terrenos. También hay muchas denuncias de trabajadores.

–¿Habrá subida de impuestos?

–El Ayuntamiento se acogió a los Fondos de Ordenación de Estado para el pago de las cuotas del plan de proveedores y sentencias, lo que implicó un nuevo plan de ajuste. Aunque quiera bajarlos, no puedo. Es otra hipoteca.

–¿Cómo afecta todo ello a los servicios públicos básicos?

–Hay que hacer una reestructuración de la plantilla para reforzar con más personal servicios en los que falta y reducir una serie de gastos por asesores externos o autónomos que facturan por hacer su trabajo al Ayuntamiento.

–¿Cómo se va organizar el gobierno? ¿Se sumará el edil de Adelante?

–Tenemos conversación fluida y está dispuesto a trabajar por Huévar. Pero por el momento el concejal ha decidido que no entrará en el gobierno, sólo dará apoyos puntuales. Me hubiera gustado un gobierno con más estabilidad y la puerta estará abierta. Todo se hará a base de diálogo. Adelante está al tanto de todas estas cosas.

–¿No hay riesgo de bloqueo?

–Lo que tiene que primar es sacar adelante a Huévar y en eso no deberíamos chocar ni con el PSOE. Recuerdo lo que dijo la ex alcaldesa en el último Pleno, que esperaba máxima colaboración de los que continuásemos, como la había habido. Espero que colaboren en todos los proyectos que sean por el bien de Huévar. El PSOE es el único resposable de la ruina que hay en Huévar, confío en que no sea el único responsable de obstruir el trabajo del nuevo equipo.

–Más allá de deudas, ¿cuáles son sus prioridades en cuanto a proyectos y gestión?, ¿en qué se notará que hay nuevo equipo?

–Hay tres cosas: en la atención del día a día en los vecinos; en la limpieza de las calles; y en el respeto hacia los trabajadores, porque yo soy una más. También en intentar dar un futuro mucho más esperanzador y lleno de oportunidades, sobre todo para los jóvenes. Me da mucha pena cuando un chico de 17 años te dice que está deseando irse del pueblo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios