Brexit Juanma Moreno insiste en que cualquier Brexit será malo

  • Bruselas prevé una situación compleja en Gibraltar si la salida del Reino Unido no es negociada 

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, con el negociador del Brexit de la Unión Europea, Michel Barnier. El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, con el negociador del Brexit de la Unión Europea, Michel Barnier.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, con el negociador del Brexit de la Unión Europea, Michel Barnier. / EFE

Bruselas es consciente de que la situación en la frontera de Gibraltar será compleja si hay un Brexit duro. El paso por donde diariamente entran y salen unos 10.000 trabajadores comunitarios pasará a tener otro estatus, será la de un tercer país. El presidente de la Junta, Juanma Moreno, se ha reunido con el negociador de la Unión Europea para el Brexit, Michel Barnier, pocos minutos antes de que el francés recibiese a la delegación del Reino Unido con una nueva propuesta.

Juanma Moreno ha explicado a la salida de esta reunión, que ha durado 45 minutos, que esta semana es "crítica" para saber cómo habrá que reaccionar ante el Brexit. "Todos los Brexit son malos, malísimos para Europea y para Andalucía, pero si se produce sin acuerdo será peor", ha indicado. La opinión del presidente andaluz es que España tiene que tener previsto los dos escenarios y que el Gobierno de Pedro Sánchez un tiene que esmerarse ante estos planes. Por parte andaluza, el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, es quien ha mantenido dos reuniones con el Gobierno central; en concreto, con la vicepresidenta Carmen Calvo.

Moreno, con Barnier. Moreno, con Barnier.

Moreno, con Barnier. / J. M. P.

En el caso de que no haya acuerdo, y de que el 31 de octubre el Reino Unido se vaya a las bravas, Juanma Moreno ha explicado que habrá que negociar también con Londres en qué situación se quedan los trabajadores de Gibraltar. Sería ya un diálogo entre no socios, y muy duro por parte de la Unión Europea. Este es el escenario que no desea nadie, al menos en Europa. De hecho, tampoco se sabe con seguridad si los cuatro memorandos firmados con Gibraltar y el Reino Unido para solventar la salida entrarán en vigor. La incertidumbre es máxima. En Bruselas se manejan las dos agendas: con o sin acuerdos, ambas malas, pero la segunda de un impacto desconocido porque se suma al mal momento por el que pasa la economía alemana, para la que las exportaciones son el nervio de su sistema productivo.

Entre Gibraltar y La Línea habrá una frontera muy distinta a la actual, más dura, pero con un Brexit con acuerdo se hablará entre ambos países cómo solventar estos pasos, mientras que si es abrupto, nadie sabe en estos momentos qué ocurrirá con el tránsito de trabajadores.

Como conclusión positiva, Juanma Moreno se lleva la seguridad de que Barnier está muy sensibilizado y tiene un "gran conocimiento" del impacto que la salida del Reino Unido va a tener en Andalucía. Tanto si el Brexit es duro como si es pactado, Moreno ha explicado que seguirán en contacto con Bruselas, porque, aunque las competencias sean estatales, las autoridades locales tendrán que desempeñar un papel importante de interlocución. "También le hemos trasladado el gran malestar del Gobierno andaluz con la posición del Gobierno británico y nuestro apoyo a los negociadores de la Unión Europea", ha indicado el presidente.

Poco después de la reunión con Juanma Moreno, Barnier ha recibido a la delegación británica que trae la última propuesta de Boris Johnson. A falta de una posición oficial, Bruselas no ve posible una vía que no es técnicamente posible y que abre la posibilidad de una frontera dura entre las dos Irlandas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios