Equipamientos Así será el nuevo centro cívico de Los Bermejales

Andalucía

Marín defiende el derecho de los padres a no llevar sus hijos a clase

  • La Ley de Educación vigente contempla la obligatoriedad de la docencia de carácter presencial desde los 6 hasta los 16 años

El mismo día en que la Consejería de Educación anunciaba la postura que tomará en las sucesivas reuniones con sindicatos y con las otras administraciones educativas de no modificar las fechas del comienzo del curso y de que sean además presenciales, el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, sorprendió con unas declaraciones que no sólo contradicen la línea de su Gobierno, que avisó de castigar el absentismo, sino incluso el ordenamiento jurídico. Marín afirmó ayer que los padres que decidan no llevar a los niños al colegio "están en su derecho a hacer lo que consideren por velar por la seguridad de sus hijos".

A preguntas de los periodistas en Sevilla acerca de la vuelta a las aulas y sobre los padres que amagan con no llevar a sus vástagos a clase por inseguridad, Marín explicó que la obligación del Gobierno andaluz "es velar por la seguridad de todos los alumnos, los profesores y los profesionales, y todos los recursos se están poniendo encima de la mesa", pero que entiende que él mismo, como padre que es, "soy que el que tengo la última palabra a la hora de decidir si mi hijo va al colegio o no, y eso es respetable", recogió Europa Press en una nota.

Educación avanza su intención de no modificar las fechas del comienzo del curso

Las reflexiones de Marín chocan de entrada con la legislación vigente. No se trata de un derecho de los padres a no llevar a los niños a los colegios, sino de un deber de llevarlos. Lo comentó un día antes el presidente de la Unión Sindical de Inspectores de Educación (Usie), Jesús Marrodán, quien avisó de que "no llevar a los hijos al colegio de forma preventiva y por decisión propia" no está recogido en el ordenamiento jurídico español y que, por tanto, podría aplicarse el protocolo de absentismo y actuar los Servicios Sociales y la Fiscalía.

En declaraciones a Europa Press, Marrodán señaló que el marco normativo "no lo puede modificar la familia" sino el Parlamento, por lo que los progenitores deberán cumplir con lo que se expone en la Ley Orgánica de Educación actual, que es que la educación entre los 6 y los 16 años es obligatoría y que, además, lo es de forma presencial.

Así ocurrió el mismo día en que el consejero de Educación, Javier Imbroda, definió de "irrenunciable" el mantenimiento de las fechas ya estipuladas para la vuelta al colegio y que, además , sea deforma presencial, dijo en una entrevista con Efe antes de su reunión de mañana con los demás consejeros autonómicos y con el ministro de Sanidad y la ministra de Educación.

Ayer, la viceconsejera de su gabinete, María del Carmen Castillo, se reunió con los segundos espadas y declaró al término del encuentro que había pedido al Ministerio que "deje claro" que "la no asistencia a los centros no es una opción en la enseñanza básica". Marín debe tomar nota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios