Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Las cuentas del Estado

Mitin en mitad de la plaza

  • La ministra Montero desgrana las bondades del pacto con Podemos y remarca los 2.000 millones que recibirá Andalucía

  • Susana Díaz insta a PP y Cs a demostrar su "patriotismo"

María Jesús Montero atiende a los medios en la plaza de la Alameda de Sevilla. María Jesús Montero atiende a los medios en la plaza de la Alameda de Sevilla.

María Jesús Montero atiende a los medios en la plaza de la Alameda de Sevilla. / Raúl Caro / Efe

Comentarios 14

El condensado ciclo electoral de los próximos meses que da el pistoletazo de salida el próximo 2 de diciembre con los comicios andaluces ha puesto desde ya en guardia a todas las formaciones políticas. Todos los partidos están en campaña y los mítines, aunque oficiosos, son y serán el pan nuestro de cada día.

María Jesús Montero volvió a casa aprovechando el festivo por la Hispanidad y congregó a los medios en mitad de la sevillana plaza de la Alameda para desgranar pormenorizadamente el pacto entre el Gobierno y Podemos para los Presupuestos de 2019, cuyas líneas maestras estudiará Bruselas a partir del lunes.

Cuidadosa para no encallar los tacones en el suelo alamedero y serena ante los improperios lanzados por un agitador, la ministra de Hacienda tomó aire para arengar acerca de los beneficios para los ciudadanos de este "magnífico" acuerdo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, que debe aún pasar varios filtros: el apoyo del PNV y de Esquerra más al menos la abstención del PDeCAT, así como la venia del bloque comunitario.

Enumeró Montero, en una intervención de 10 minutos casi sin tomar aire, los dividendos para la sociedad de esta alianza, empezando la medida estrella, el "incremento sustancial" del salario mínimo a 900 euros y 14 pagas para todos los españoles, iniciativa que pondrá fin al "castigo" del PP a las rentas más bajas, y continuando con el 3% de revalorización de las pensiones mínimas y no contributivas. Asimismo, la ex consejera de la Junta hizo hincapié en un "pilar que el PP dejó caer" como es la dependencia, a la que ahora "se podrán incorporar 100.000 personas", y en la que el Gobierno de Susana Díaz hizo una apuesta innegable en los tiempos de crisis. En definitiva, Montero defiende un pacto que no sólo piensa en los "más vulnerables", sino que lanza un mensaje a la "clase media de este país", ya que dispondrán de más medios económicos.

Remarcó dos propuestas "revolucionarias" que cambiarán este país "a medio plazo": uno, la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad para que "una mujer no sea penalizada por su incorporación al mercado laboral"; dos, dar el primer paso para la universalización para la escolarización a los niños de cero a tres años, que "permitirá luchar contra el fracaso escolar". La ministra de Hacienda abundó en que el interés de este pacto, "una bocanada de aire fresco", es que la sociedad se transforme tras "las heridas de la crisis" y que la recuperación llegue a las familias, porque "es compatible con nuestro cumplimiento con Bruselas".

Montero incidió en las políticas de dependencia para afirmar que partidas como las destinadas a este fin, incluidas en los 2.000 millones de euros contemplados para Andalucía, "los mismos que para Cataluña", en los Presupuestos Generales del Estado, se han pactado “mientras el PP estaba despistado y preocupado con las cuestiones de los políticos y los ataques personales y anécdotas, y la izquierda estaba confirmando un pacto que permite que los ciudadanos se pusieran en el centro de sus preocupaciones”. Criticó que “el PP no aprende ni va a aprender nunca, porque la forma de hacer oposición es hacer desgaste, sin entender que los ciudadanos quieren la regeneración de la vida democrática y para eso se planteó la moción de censura”.

A propósito de la necesidad de sumar al PNV y los independentistas catalanas al consenso presupuestario, Montero entiende que los partidos negocien sus "máximos" para después "ir modulando" la actitud por ambas partes. Está "convencida", en primer lugar", de que habrá puntos de encuentro con un partido "siempre responsable" como es el PNV. Igualmente, la ministra de Hacienda recordó en el foro hispalense que "en paralelo a este acuerdo hacíamos un plan para Bruselas, y sus exigencias están contempladas, por mucho que la derecha de este país sólo quiera lanzar pedradas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios